• El 12 de julio mató a su compañero de trabajo; le desfiguró el rostro a tubazos.

Odilón Larios Nava.- Luego de un mes de investigaciones por parte de la Fiscalía General del Estado (FGE), fue aprehendido el presunto responsable del asesinato de un trabajador de la Volkswagen. La captura estuvo a cargo de la Unidad Selecta de Intervención Táctica (USIT). El probable responsable es Luciano R., quien presumiblemente la noche del pasado 12 de julio, mató a Erick Garrido Estrada, su compañero de trabajo, propinándole severos golpes con un tubo y causándole lesiones con arma blanca.
Como este rotativo lo informó en aquella ocasión, durante el cambio de turno, Erick Garrido Estrada, se estaba desvistiendo para meterse a duchar y después retirarse, luego de haber cumplido con su jornada de trabajo.
De acuerdo con los indicios hallados en el lugar de intervención, en ese momento Lucio, se desconoce aún la razón específica, lo golpeó con un tubo en la cabeza y dejó a Erick tendido, ensangrentado y con el rostro completamente desfigurado.
A partir de las primeras investigaciones, por medio de entrevistas y otros indicios, los agentes ministeriales pudieron que el probable responsable era Luciano, aseguraron unas botas para trabajos industriales con manchas hemáticas, el tubo y probable arma homicida, así como algunas telas y otros objetos. Sin embargo se había roto la flagrancia, por lo que después de entrevistarlo, las autoridades ministeriales debieron permitirle quedar en libertad.
Luciano siguió presentándose a laborar a la empresa armadora. Fue hasta este lunes el Juez otorgó la orden de aprehensión a la Fiscalía y horas después la USIT procedió a efectuar la aprehensión del presunto homicida. Lo cual fue confirmado por medio de la cuenta de Twitter de la Agencia Estatal de Investigación, @AEI_Puebla.
La agencia de la Fiscalía publicó el siguiente tuit: “Cumplimos aprehensión de Luciano R acusado de homicidio calificado en agravio de un empleado de la #VW”. Hasta el cierre de esta edición la dependencia no había ahondado en la información.
Inicialmente se mencionó que el móvil pudo ser: problemas personales. Algunas fuentes comentaron que no se descartaba un asunto vinculado a las drogas. Sin embargo otra fuente cercana a la Fiscalía mencionó que Luciano era sumamente violento, temperamental, explosivo: “Se comportaba como loco. De momento estaba hablando bien y tranquilo, y de inmediato se alteraba y comenzaba a decir incoherencias”.
Se espera que en las próximas horas la Fiscalía ahonde en los pormenores de la detención y revele, entre otras cosas, cual es el móvil que se desprende de las declaraciones de Luciano R.