• Los dos policías del estado quedaron detenidos por evasión de reo y se encuentran a disposición de la autoridad ministerial.
• Policías acusan que Ministerios Públicos no permiten pasar a los detenidos al área de seguridad.

Odilón Larios Nava.- Detenidos y a disposición del Agente del Ministerio Público por el delito de evasión de reo, se encuentran los dos policías estatales a los que se les escapó un delincuente que tenían detenido en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE).
Los policías que estaban a resguardo del detenido, son Ángel D. H., de 42 años de edad y Fidencio H. H. Ambos estaban a resguardo de Rogelio V. T., de 34 años de edad, quien había sido detenido horas antes por robo y lesiones, en La Popular.
Como se informó en la edición anterior de este diario, el delincuente escapó de las oficinas centrales de la Fiscalía por la tarde del miércoles. Pese a que se realizó un fuerte operativo para tratar de localizarlo no fue posible recapturarlo y por ello los dos policías quedaron detenidos y a disposición del Ministerio Público.
Al conocer lo ocurrido, policías de diversas corporaciones se comunicaron a este diario para indicar que si bien es cierto que hay responsabilidad por parte de los policías que hacen la custodia, el fiscal del estado Víctor Antonio Carrancá Bourget, debe poner orden al trabajo que desempeñan los Ministerios Públicos, pues aseguran esto que ocurrió también es su responsabilidad.
Los policías de las diversas corporaciones coincidieron en lo siguiente: los policías ponen a disposición del Ministerio Público a los delincuentes; pero el Ministerio Público no autoriza que los detenidos sean ingresados al área de seguridad, pese a que los infractores ya están bajo su responsabilidad.
Aseguraron que si el Ministerio Público ordenara el ingreso inmediato de los detenidos al área de seguridad estos casos no ocurrirían. También aseguraron que esta dilación por parte de los Ministerios Públicos no es siempre por cuestiones de trabajo, en la mayoría de las veces es por andar platicando o por irse a comer.