El Primer Mandatario instruyó al Gabinete de Seguridad para que mañana mismo se reúna con el Gobernador en la entidad, para definir acciones para restablecer el orden y generar condiciones de tranquilidad y de seguridad para todos los guerrerenses.
El Presidente Enrique Peña Nieto recibió hoy, en la Residencia Oficial de Los Pinos, al nuevo Gobernador de Guerrero, Rogelio Ortega Martínez, a quien ofreció el “invariable e irrestricto apoyo del Gobierno de la República para con el gobierno que él ahora encabeza”.
Al término de la reunión que sostuvo con el mandatario de Guerrero, el Presidente Peña Nieto dijo que ambos coincidieron en la necesidad de atender “lo que, sin duda, es la aclamación más importante hoy entre los guerrerenses y la sociedad de nuestro país: conocer el paradero de los jóvenes de Ayotzinapa, y sobre todo, también, identificar, y dar con los responsables intelectuales y materiales de estos muy lamentables hechos”.
Apuntó que con el Gobernador guerrerense también dialogó sobre el interés primordial de dar atención a las familias que pasan hoy por un momento de dolor, poder conversar con ellos e informarles puntualmente del alcance que se tiene en las investigaciones que siguen su curso.
El Primer Mandatario dio a conocer que ha instruido al Gabinete de Seguridad del Gobierno de la República para que mañana mismo se reúna con el Gobernador “y definan las acciones que deban de tomarse de forma conjunta para restablecer el orden, y sobre todo, generar condiciones de tranquilidad y de seguridad para todos los guerrerenses”.
Agregó que también ha instruido a la Secretaria de Desarrollo Social para que haga presencia en Guerrero “y pueda coordinar las acciones de las dependencias del Gobierno Federal, articuladas y coordinadas con el gobierno estatal, para seguir impulsando el Plan de Acción Nuevo Guerrero”, y con ello acelerar el paso en la instrumentación de importantes inversiones, “sobre todo en política social y en materia de infraestructura, que nos permitan darle un rostro de modernidad, de justicia y de progreso al Estado de Guerrero”.
El titular del Ejecutivo Federal expresó su confianza en que los compromisos del Gobierno de la República y el de la entidad permitirán que “podamos lograr condiciones de mayor desarrollo, de mayor estabilidad, de mayor orden en todo el estado de Guerrero”.
“Me he comprometido con el Gobernador del Estado de Guerrero para que trabajemos juntos, que lo hagamos en un clima especialmente de confianza, de diálogo permanente, de absoluta apertura en todo lo que nos permita trabajar por el desarrollo y el progreso del Estado de Guerrero”, señaló.
Por su parte Rogelio Ortega Martínez, Gobernador de Guerrero, estableció qué para trazar la ruta de la gobernabilidad democrática, la concordia, la paz y la armonía en Guerrero, es necesario contar con todo el apoyo del Presidente Enrique Peña Nieto.
Luego de agradecer al Primer Mandatario de la Nación por haberlo recibido de forma inmediata, le dijo: “Guerrero, con sus grandes rezagos, necesita de su apoyo, señor Presidente. Yo agradezco esta primera visita, que ha sido cordial, que ha sido muy significativa, porque vamos juntos en una estrategia, porque vamos juntos en una ruta”.