Marco Fierro

 

Ante la desaparición de al menos 70 estancias infantiles por el recorte de los subsidios federales, el cabildo de Puebla busca la manera que apoyar a las 150 guarderías que todavía están abiertas, pero con un 80 por ciento menos de niños.

 

La regidora, Augusta Díaz de Rivera, explicó que las estancias infantiles de la capital se quedaron sin ningún recurso federal para seguir operando, por lo que muchas están cerrando.

 

Señaló que en la administración federal pasada había un recurso de 4 mil millones de pesos; sin embargo, después de que bajo a 2 mil millones, el recurso solo se entrega a comunidades y ciudades que están en extrema pobreza, excluyendo a lugares como la capital poblana.

 

“Las estancias infantiles de la capital se quedaron sin ningún recurso federal para seguir operando, por eso dije los antecedentes, en la administración federal pasada había un recurso de 4 mil millones de pesos, este recurso bajo a 2 mil millones, y esa cantidad esta llegando a comunidades y ciudades que están en extrema pobreza, por lo que la capital no tiene ningún solo peso”, dijo.

 

Díaz de Rivera explicó que en la ciudad de Puebla habían 220 estancias infantiles, pero actualmente solo se encuentran operando 150, pues alrededor de 70 no pudieron soportar los gastos de operación.

 

Por ello, consideró alarmante que el Ayuntamiento de Puebla no este tomando cartas en el asunto, ya que al cerrar la guarderías los padres de familia y principalmente los menores no cuentan con el desarrollo integral que necesitan para su crecimiento.

 

Por tal motivo, el objetivo de la iniciativa impulsada por la cabildante es que el gobierno municipal ponga un recurso para que las estancias que quedan, aproximadamente 220, puedan mantenerse funcionando.