Por Patricia Moreno Sánchez

Monseñor Felipe Pozos Lorenzini presidió la inauguración de la primera etapa de la Gran Plaza Guadalupana que antecede al Santuario Guadalupano,  que se está construyendo  con el apoyo de más de  3 mil familias que donaron adoquines y que fueron grabados con los nombres de los benefactores.
En este marco Monseñor Felipe Pozos Lorenzini garantizó que todas las aportaciones y donaciones que se realizan para la construcción del Santuario Guadalupano, son certificadas y auditadas por lo que descartó que se pueda ingresar recursos de actividades ilícitas para este proyecto  que tiene un 40% de avance.
Para la bendición de la Plaza Guadalupana llegaron decenas y de familias a buscar su “huella” es decir su nombre o de la familia o institución que fue grabado en uno de los 3 mil 265 adoquines adquiridos y donados para complementar la primer etapa de este explanada del Santuario Guadalupano.
Las familias adquirieron generosamente uno o varios adoquines por una cantidad de 500 pesos cada uno, sumando con estas aportaciones la cantidad de 1 millón 632 mil 500 pesos. En esta primera etapa se han colocado 3,265 adoquines en una superficie de 1,733 metros cuadrados de los 10,400 M2 que comprenderá en su totalidad esta plaza.
Monseñor Felipe Pozos Lorenzini explicó que actualmente se cuenta en este Santuario Guadalupano con la Capilla de A Diario, dedicada al Beato Juan de Palafox y Mendoza, la Capilla de Adoración Perpetua, dedicada a San Pablo II. Refirió que se han construido varios anexos como los sanitarios, andadores y estacionamiento con 261 cajones para los visitantes. Sumando un total de 2,070 metros cuadrados de construcción con lo que se lleva un 40 por ciento de avance de este proyecto.