Por Irma Sadiz

Carlos Figueroa Ibarra, vocero del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) advierte que por la complejidad de las condiciones en que están, la renovación de la dirigencia estatal del partido podría trasladarse hasta el próximo año.

En entrevista, sentenció que habrá que esperar como se irán dan las casas y como se acomodan los nuevos gobiernos que asumirán las funciones el próximo mes de septiembre y octubre.

“El cambio del Comité Ejecutivo Estatal podría darse en el próximo año, pues el partido vive algo muy complejo e incluso en la actualidad su dirigencia está enfocada en la entrega recepción de los ayuntamientos y en el Poder Legislativo”, subrayó.

En este sentido, Figueroa Ibarra dijo que ante este escenario con base a estatutos en el lugar del dirigente Gabriel Biestro lo ocuparía Edgar Garmendía, secretario general, pero eso -dijo- habrá que definirse en el V Congreso Nacional a desarrollarse el domingo 19 de agosto.

“De pendiendo lo que se diga en este Congreso extraordinario por parte de Andrés Manuel se van a tomar las decisiones, pero adelanto que aún se sigue analizando si es conveniente renovar la dirigencia este año o esperar al siguiente”.

El vocero de Morena y actual Secretario de Derechos Humanos del Comité Ejecutivo Nacional del partido, manifestó que por su perfil académico podría estar a cargo del Instituto de Formación Política y no en la dirigencia estatal, pero lo definirá en su momento.

“De llegarse a presentarse esta posibilidad, en ese instante lo expresaré, pues hoy, tengo una cartera muy importante y demanda mi 100 por ciento de tiempo”, agregó.