Monseñor Víctor Sánchez Espinosa, Arzobispo de Puebla afirmó que la detención de Joaquín “El Chapo” Guzmán Loera es un avance significativo en el proceso que llevan a cabo las autoridades para combatir la violencia y las actividades ilícitas.
“Yo creo que todos los ciudadanos queremos tranquilidad, seguridad y tenemos derecho a dichos elementos que son indispensables para desarrollo personal y de nuestras familias” enfatizó Sánchez Espinosa.

El líder de la Grey Católica dijo que forma parte del Consejo Ciudadano de Seguridad Pública y en el cual es testigo de la preocupación entre las autoridades para trabajar en contra de estos hechos ilícitos y del efecto llamado “cucaracha” y evitar con ello la llegada de ciertos personajes vinculados con la delincuencia organizada a territorio poblano. Al ser cuestionado sobre la posible presencia de más integrantes de la delincuencia organizada, la cual se evidenció con la captura de Daniel Fernández Domínguez “El Pelacas” a quien se le señaló como uno de los operadores del “Chapo Guzmán y vinculado con el secuestro del panista Diego Fernández de Ceballos.

Monseñor agregó que ha solicitado de firma pública a las autoridades que estén atentas al mencionado fenómeno y refuercen las medidas de seguridad para que Puebla mantenga la paz y la seguridad.

Por último confirmó que se reunirá con el presidente municipal Antonio Gali Fayad para tratar diversos temas, incluido el de la seguridad en los templos, que en la administración pasada se obtuvo apoyos en el mismo rubro.