• Entre ellas se encuentran mantener programas sociales y apoyos a sectores vulnerables.

Al conmerorar el Día de la Enfermera y el Enfermero, el Presidente Enrique Peña Nieto apeló a la razón y entendimiento de la sociedad para escuchar los motivos que han llevado al gobierno a tomar la decisión del incremento a la gasolina.

El titular del Ejecutivo reiteró que es una medida difícil, pero que al final de cuentas, se busca cuidar y preservar todas las acciones y programas en los que hoy invierte el Gobierno de la República para asegurar condiciones mínimas de bienestar para la sociedad.

“Actuemos con serenidad, llevemos la emoción a la razón, sin dejar de tener siempre en nuestro actuar el sentido humano de todo lo que llevamos a cabo, que es un poco lo que inspira lo que el Gobierno viene realizando”, expresó.

Llamó a la sociedad a invocar la razón y dar espacio a “entender, o por lo menos escuchar las razones que han llevado a esta decisión, para que nuestro país, en unidad, pueda hacerle frente a este reto y a otros que se van a presentar a lo largo del año”.

“Apelar hoy a la sociedad mexicana a que escuche las razones, a que entienda lo difícil que fue para este Gobierno tomar esta decisión. Pero esto nos permitirá, al final de cuentas, mantener los programas tan necesarios, tan importantes que el Gobierno quiere privilegiar para llegar a quienes más lo necesitan”, mencionó.

“No hacerlo así sólo nos llevará a poner en riesgo la condición de estabilidad que hemos logrado construir en los últimos años y eso es lo más valioso que hoy tenemos los mexicanos: condiciones de estabilidad económica, que permite que haya empleo en nuestro país, que haya una inflación baja, que haya una recuperación gradual en el poder adquisitivo de las familias mexicanas, que haya espacios de oportunidad para quienes están egresando de nuestras universidades, de las universidades politécnicas, que estén encontrando trabajo, que la planta laboral se mantenga y se sostenga”, indicó.

Finalmente indicó que “a veces hay que optar por el mal menor, y lo que el Gobierno ha decidido es privilegiar el gasto que realiza, y sobre todo las acciones y políticas dirigidas a los sectores más vulnerables de nuestro país”. También habría signiicado cerrar buena parte de las escuelas del país, ya que 200 mil millones de pesos representa casi la mitad de la nómina que se paga a maestras y maestros de los niveles básicos.

Precisó que dedicar recursos a mantener el precio de la gasolina y dejar de aportarlos a acciones prioritarias habría significado afectar tanto al sector salud, educativo y programas sociales de apoyo a sectores vulnerables.