• Por la mañana del miércoles los cuerpos de emergencias atacaron el fuego y lograron apagarlo.

Odilón Larios Nava.- Este miércoles por la mañana fue apagado el incendio en toma clandestina que se registró en la junta auxiliar de Progreso de Juárez, en Acatzingo. Por la intensidad de las llamas y los fuertes vientos se requirieron 32 horas para poder apagarlo.
De acuerdo con fuentes de los cuerpos de seguridad, el incendio se apagó alrededor de las 08:30 horas. En las acciones para acabar con el fuego participaron: Emergencias Puebla de Petróleos Mexicanos (Pemex), bomberos, Protección Civil y Cruz Ámbar Acatzingo.
Cabe recordar que hace apenas un par de semanas, el pasado 6 de marzo, en ese mismo lugar se había presentado un hecho casi idéntico, durante el cual se calcinaron seis vehículos. En ese sitio, según explicaron en aquella ocasión algunos pobladores, acuden por las noches decenas de camionetas con contenedores para abastecerse de combustible.
Aunque el día 7 de marzo, después de apagar aquel incendio, la toma clandestina fue eliminada, las bandas de chupaductos no tardaron nada en abrir una nueva junto a la anterior.
Como lo informó este diario, esta nueva toma clandestina se salió de control a los huachicoleros y comenzó a arder el pasado martes aproximadamente a las 00:05 horas. Desde ese momento los cuerpos de emergencias laboraron para controlar la situación y fue hasta la mañana del miércoles cuando por fin pudieron apagar la fuerte llamarada.
Después los empleados de la paraestatal se encargaron de eliminar la toma clandestina. No se descarta que nuevamente sea instalada una nueva toma clandestina por los chupaductos, exponiendo la vida de los habitantes de Progreso de Juárez.