La Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat) anunció ayer nuevas medidas complementarias que habrán de aplicarse para mejorar la calidad del aire en la Megalópolis.

Rafael Pacchiano Alaman, titular de la Semarnat, señaló la necesidad de observar el impacto de las medidas que se toman desde las oficinas públicas en la vida de las personas que viven en el Valle de México, siempre “basadas en el futuro que queremos”.
Adelantó que la Comisión Ambiental de la Megalópolis tendrá un nuevo plan de contingencias que entrará en vigor en la próxima temporada de ozono en el 2017, el cual será anunciado a más tardar, en diciembre del presente año.
Entre las medidas anunció la creación del programa Proaire, el cual se pondrá en marcha dentro de seis meses.
Asimismo dijo que se ampliará la red hospitalaria, de 17 a 200 hospitales, que atenderán problemas relacionados con la contaminación.
Pacchiano Alaman, reconoció a los ciudadanos que dejaron de utilizar sus vehículos durante los días que hubo mala calidad del aire en la Ciudad de México, y “a quienes han debido dejar de usar sus automóviles en los días que hemos tenido una mala calidad del aire, a quienes han tenido que hacer gastos no previstos para poder transportarse y a quienes han tenido que cambiar sus hábitos de vida”.
De igual manera, expreso su reconocimiento a las autoridades del Estado de México y de la Ciudad de México quienes han hecho que el Hoy No Circula se pueda cumplir”.
Finalmente indicó que entendía las molestias ocasionadas por el programa restrictivo vehicular “pero créanme que estas acciones son las que han hecho y, sin duda, serán las que hagan la diferencia en un futuro”.