En la ceremonia conmemorativa del Día del Árbol, el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, dio inicio a la Campaña Nacional de Reforestación 2015, acto en el que reafirmó “el compromiso que tiene nuestro país con la preservación de nuestro patrimonio natural”.
Destacó que “nuestros bosques y selvas son una fuente de vida y de bienestar que debemos conservar y preservar para el futuro”. Resaltó que hoy se integra el Cerro Mohinora, en Chihuahua, como nueva área natural protegida y en próximos días se integraran otras seis que son el Desierto Zacatecano; el Monte Mojino, en Sinaloa; las Sierras de La Giganta y Guadalupe, en Baja California Sur; las Islas Pacifico; la Playa Tortuguera Boca Apiza, en Colima; Marismas Nacionales, en Nayarit; y la Sierra Tamaulipas.
Indicó que México ha establecido el compromiso frente al mundo para decretar, de aquí al 2020, al menos el 17 por ciento de su superficie terrestre, y el 10 por ciento de sus zonas marinas y costeras, como áreas naturales protegidas. Este compromiso se adelanta, dijo, “para que hacia el 2018 podamos cumplir con esta meta”. Ello, no obstante que nuestro país apenas genera el uno por ciento de las emisiones de carbono que se hacen a la atmósfera.
Asimismo el Primer Mandatario resaltó que ha dado indicaciones al titular de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales para que acelere los estudios necesarios que permitan declarar muy pronto a las zonas del Caribe Mexicano y el Golfo de California, en el mar de Cortés, como áreas naturales protegidas.
Explicó que en las superficies marinas se va a garantizar que las cooperativas pesqueras sigan realizando su importante actividad de manera sustentable, es decir, cuidando del medio ambiente para poder conciliar la actividad económica “con mejores prácticas, con mejores técnicas, y en los lugares donde debe realizarse para cuidar de nuestro medio ambiente”.
Peña Nieto expresó su amplio reconocimiento al Ejército Mexicano por su activa participación en las labores de reforestación, de combate a la tala clandestina, y a los incendios forestales. “Por eso, en nombre de la sociedad mexicana, dejo aquí testimonio de reconocimiento y gratitud a los soldados de México, al Ejército Mexicano”.
En el evento en el que entregó nueve apoyos y reconocimientos a combatientes de incendios forestales y a técnicos especializados en manejo del fuego, así como apoyos del Programa Nacional Forestal (Pronafor), expresó también su reconocimiento a productores forestales, ejidatarios y comuneros que participan en estas tareas.
El Primer Mandatario compartió que durante su Administración, el avance acumulado en la reforestación que se realiza en todo el país es de 405 mil 850 hectáreas. “En sólo dos años, llevamos cubierto ya el 40 por ciento, poco más de la meta sexenal de plantar 365 millones de árboles en todo el territorio nacional”, dijo.
Precisó que este año la meta es reforestar 170 mil hectáreas sembrando 190 millones de plantas para preservar nuestras zonas forestales.
Refirió que “somos un país que a partir de esta condición está convocada su sociedad para cuidar de mejor manera esta riqueza natural”, hizo un llamado a ser responsables para que mañana nuestros hijos y nietos puedan vivir en mejores entornos, en un medio ambiente debidamente cuidado, preservado y con una mayor conciencia ambientalista. “Que todo ello nos permita generar condiciones de calidad y de bienestar para la sociedad mexicana”, finalizó.
Para dar inicio a la campaña de reforestación, el Presidente Peña Nieto, acompañado por niños, plantó simbólicamente un árbol.