• Reafirma la convicción del gobierno de asegurar que todos los mexicanos tengan oportunidad de realizarse y ser felices, sin importar su condición social, étnica o preferencia sexual.

El Presidente Enrique Peña Nieto encabezó ayer la conmemoración del Día Nacional de la Lucha Contra la Homofobia, en la que aseguró que el Gobierno de México tiene la convicción de “asegurar que en nuestro país todas y todos los mexicanos, sin importar su condición social, religión, preferencia sexual o condición étnica, tenga la oportunidad de realizarse plenamente y ser felices”.

“Esto es lo que el Gobierno de la República está promoviendo desde distintos ámbitos para darle a todos los mexicanos esa oportunidad, las herramientas, los instrumentos de orden legal, los mecanismos que les permitan construirse un horizonte y un futuro promisorio, digno, y en donde vivamos en una sociedad en la que se respeten los derechos de todos sus integrantes”, añadió, al reunirse con representantes de distintas organizaciones de la sociedad civil que, entre otras actividades, luchan contra la homofobia.

Tras reiterar el compromiso del Gobierno de la República “de abrir espacios de respeto a la dignidad, y de reconocimiento a los derechos de todas y todos los mexicanos”, el Primer Mandatario resaltó la importancia de “reconocer nuestra realidad, y que nuestra sociedad está compuesta de distintos grupos que están inmersos en la diversidad. Esta es una condición normal que debe ser aceptada, y en la que no caben estigmas, discriminaciones, o que por ello no haya el derecho a ser felices”.

Expresó su reconocimiento a la lucha que encabezan las distintas organizaciones de la sociedad civil por “buscar el derecho a ser felices y el respeto a la diversidad”.

En el evento, realizado en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Presidente Peña Nieto informó de “cuatro determinaciones que el Gobierno de la República puntualmente el día de hoy quiere asumir”: Firmó una Iniciativa para reformar la Constitución e incorporar con toda claridad el criterio de la SCJN de reconocer como un derecho humano que las personas puedan contraer matrimonio sin discriminación alguna, por motivos de origen étnico o nacional, de discapacidades, de condición social, de condiciones de salud, de religión, de género, o preferencias sexuales.

También firmó una Iniciativa de reforma al Código Civil Federal, que busca asegurar el matrimonio igualitario y que se pueda realizar sin discriminación alguna entre personas mayores de 18 años, acorde con lo que establece la Ley General de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes.

Respecto a la tercera acción el Presidente Peña Nieto dio indicaciones al Consejero Jurídico del Ejecutivo Federal para que, en conjunto con las instituciones que participaron en los Diálogos por la Justicia Cotidiana, identifiquen cualquier otra norma federal, estatal o municipal que pudiera implicar alguna forma de discriminación, de conformidad con los criterios de la SCJN, “y se eviten, se deroguen o se modifiquen, y sean acordes a este reconocimiento a la diversidad”.

Asimismo dio indicaciones a la Canciller Claudia Ruiz Massieu, para que “México forme parte del Grupo Núcleo sobre las Personas Homosexuales, Lesbianas, Bisexuales, Transgénero o Intersexuales de las Naciones Unidas, en el que participan 19 países de distintas regiones, y que promueve los derechos humanos a nivel internacional”.

Finalmente el Titular del Ejecutivo instruyó a las Secretarías de Gobernación y de Educación (SEP), en conjunto con la CONAPRED realicen campañas nacionales contra la homofobia y que se considere el tema del respeto a la diversidad en los contenidos educativos.