Al participar en la 19ª Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo de la Organización de los Estados Americanos (OEA), el Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, aseguró que “una justicia laboral efectiva, pronta y expedita nos permitirá, como nación, dar certeza jurídica a trabajadores y empleadores, y con ello elevar tanto la productividad y la competitividad económica, como la calidad de vida de las familias mexicanas”.
Resaltó que los mexicanos “estamos decididos a llevar a cabo una profunda revisión del Sistema de Justicia Laboral, incluyendo la transformación y modernización de las Juntas de Conciliación y Arbitraje, en los ámbitos federal y estatal”.
El Primer Mandatario subrayó que a partir de la convocatoria para los Diálogos para la Justicia Cotidiana, “haremos una revisión a fondo de todo el marco legal relacionado con la impartición de la justicia laboral”.
Apuntó que con base en los resultados de este ejercicio de consulta “será posible presentar al Congreso, en el próximo Periodo Ordinario de Sesiones que inicia el 1 de febrero y concluye el 30 de abril de 2016, la iniciativa de reforma en materia de Justicia Laboral”.
Recordó que si bien la Reforma Laboral ha permitido que el mercado de trabajo sea más flexible y eficiente, también en muchos casos la justicia que resuelve las controversias entre trabajadores y empleadores aún es lenta, costosa y de difícil acceso.
Como ejemplo, mencionó que hay casos en los que representantes legales de trabajadores buscan aplazar indebidamente los juicios laborales, no para favorecer al interesado, sino para encarecer el litigio y obtener beneficios a costa de los trabajadores o de las empresas.
El Presidente Peña Nieto dijo que con la Reforma Laboral “México incorporó nuevas modalidades de contratación flexibles, con esquemas a prueba o de capacitación inicial obligatoria. Al reducirse la rigidez del mercado laboral, los jóvenes ahora tienen más oportunidades para incorporarse a un empleo, incluso si no tienen experiencia previa”.
Tras indicar que en México se impulsan programas y acciones que promuevan el desarrollo de un sector laboral moderno, productivo, formal e incluyente, precisó que la Reforma Laboral “también dispuso medidas para mejorar las condiciones de empleo de las madres trabajadoras”.
En lo relativo a las personas con discapacidad, continuó, “ahora los centros de trabajo con una plantilla de más de 50 trabajadores deben asegurar condiciones de accesibilidad para todos sus empleados.
Aseguró que en estos tres años de Gobierno “hemos puesto la Reforma Laboral, como todas las otras, en acción. Este esfuerzo conjunto entre trabajadores, patrones y autoridades ha tenido resultados positivos”.

EL IMSS REGISTRA MÁS DE 18 MILLONES DE DERECHOHABIENTES: NAVARRETE PRIDA

En su intervención el Secretario del Trabajo y Previsión Social, Alfonso Navarrete Prida, quien en nombre de México asumió la Presidencia Pro Témpore de la Conferencia Interamericana de Ministros de Trabajo de la OEA, resaltó que hoy México registra una constante formalización del empleo con un incremento en el número de afiliados al Instituto Mexicano del Seguro Social, que por primera ocasión en su historia registra más de 18 millones de derechohabientes: “nunca antes en la historia del país habíamos tenido una institución más robusta, que le dé más significado al tamaño real de nuestra economía, de nuestra población trabajadora y, desde luego, de nuestra población trabajadora formalizada, que ése es un acto de justicia social, entre muchos otros”.
Precisó que ello es verificable en la disminución que ha tenido la tasa de informalidad laboral de más de dos puntos porcentuales en los tres años de Gobierno.
Destacó que si algo distingue la política pública en materia laboral del Gobierno del Presidente Peña Nieto, es la consistencia. “Si hay disminución de la informalidad, por supuesto, tiene que haber el reflejo de un aumento en los trabajadores formales afiliados al Seguro Social”.