• Reafirmó su compromiso de combatir la impunidad, para que la muerte de periodistas no quede impune y se encuentre a los responsables.

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, encabezó ayer la reunión extraordinaria de la Conferencia Nacional de Gobernadores (CONAGO) en la que se anunciaron distintas acciones por la libertad de expresión y para la protección de periodistas y defensores.

El Primer Mandatario subrayó el compromiso del Estado mexicano para reforzar su capacidad institucional y asegurar el libre ejercicio de la labor periodística en el país.

“Lucharé hasta el último día de mi mandato a fin de fortalecer las condiciones para el ejercicio pleno del periodismo profesional, riguroso y valiente que México necesita”, aseguró.

Resaltó que “de cara a los retos que enfrentamos en la lucha contra el crimen organizado, México tiene que distinguirse en el mundo por ser un país democrático y defender la libertad de expresión. México tiene que distinguirse por salvaguardar la libertad de prensa. México tiene que distinguirse por proteger a los periodistas y a los defensores de derechos humanos”.

“Frente a la amenaza que representan los crímenes contra periodistas, los mexicanos respondemos con unión y acciones conjuntas. Lo hacemos convencidos de que el mundo comparte nuestra indignación y apoya nuestra causa. En unidad, haremos valer la justicia y la libertad de expresión como elementos esenciales de un país democrático y de una sociedad de derechos y libertades”, indicó.

El Primer Mandatario enumeró las medidas que a nivel federal se implementarán, y que se suman a las que llevarán a cabo las entidades federativas: Mayor presupuesto al mecanismo de protección para personas defensoras de derechos humanos y periodistas. Actualmente, 538 personas están bajo la protección de este mecanismo. De ellas, 342 son defensoras de derechos humanos y 196 son periodistas.

En segundo lugar, se establecerá un esquema nacional de coordinación con las entidades federativas y un protocolo de operación a fin de coordinar las acciones para hacer frente y reducir las situaciones de riesgo contra periodistas y defensores de derechos humanos.
En tercer lugar, se fortalecerá la Fiscalía Especial para la Atención de Delitos Cometidos Contra la Libertad de Expresión, a través de más personal y mejor capacitación a Ministerios Públicos, policías y peritos.

“Que quede claro, el Gobierno de la República tiene la plena disposición de acompañar a las autoridades locales para que los casos se resuelvan y se haga justicia”, aseguró.