El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, anunció hoy un paquete de medidas de impulso a la vivienda, que “permitirá detonar una inversión del orden de 370 mil millones de pesos en la construcción de 500 mil viviendas, y en la ejecución de un millón de acciones en beneficio de más de 6 millones de mexicanos”.

“Como puede verse, son muchas las acciones que hoy estamos presentando, que se han construido de forma conjunta entre el Gobierno de la República y los desarrolladores de vivienda. La mayoría son nuevas, otras están en proceso, pero todas estas acciones confirman que el Gobierno de la República está trabajando para que se construya más vivienda y las familias mexicanas, especialmente las de menores ingresos, puedan contar con una vivienda digna”, subrayó.

En el evento, en el que anunció las medidas de impulso a la vivienda, realizado en el salón Adolfo López Mateos de la Residencia Oficial de Los Pinos, el Primer Mandatario destacó que “la construcción de vivienda tiene efectos positivos en múltiples sectores y actividades productivas, genera miles de empleos directos, y también dinamiza la industria, el comercio y los servicios en nuestro país”.

En 2014, dijo, “el sector de la construcción sin duda tuvo una gran recuperación. El año pasado, tan sólo la industria de la construcción generó más de 135 mil 800 empleos formales, según cifras del Seguro Social; esto es más de 5 veces los generados en 2013, que fueron 25 mil 400”.

Precisó que al cierre del año, “el inventario de unidades vigentes en el Registro Único de Vivienda contaba con más de 560 mil viviendas; esto es, 34 por ciento más que en 2013, y muy superior a la meta que teníamos para 2014, que era de 450 mil viviendas. Es decir, fuimos más allá, y logramos construir 560 mil viviendas para los mexicanos”. Añadió que éstos, sin duda, “son datos positivos que nos alientan a seguir superando el rezago habitacional de aproximadamente 9.7 millones de viviendas”.

El Presidente Peña Nieto refirió que el paquete de medidas anunciadas se puede dividir en cuatro grupos:
En primer lugar se habrán de impulsar medidas para respaldar a familias que soliciten un crédito o para quienes ya lo tienen, resaltando que a partir de este año todos los nuevos créditos del INFONAVIT sólo serán en pesos y se apoyará la transición de los créditos actuales denominados en salarios mínimos.
Dentro de la segunda medida las familias que se integren a la formalidad tendrán dos opciones de financiamiento para adquirir una vivienda: una es un crédito hipotecario tradicional, con un subsidio de la CONAVI de hasta 30 mil pesos. La otra, es un crédito del INFONAVIT para la construcción de vivienda en terreno propio.
El tercer grupo de medidas son apoyos para sectores de la población, que necesitan soluciones especiales de vivienda, entre los que destacan jóvenes, madres de familia y discapacitados.
En la cuarta medida, el Presidente dijo que se habrán de apoyar a los desarrolladores y a la industria de la vivienda con diferentes estímulos fiscales.