Por Irma Sadiz

Derivado a los últimos acontecimientos violentos entre panistas y morenistas, la marcha pacífica ciudadana a la que se estaba convocando para la defensa del voto a favor del candidato de Juntos Haremos Historia, Luis Miguel Barbosa Huerta, fue sus suspendida bajo el argumento de que podrían infiltrar los adversarios grupos de choque para desestabilizar la causa y propiciar una mayor violencia incontrolable.

En un mensaje en redes sociales, el dirigente estatal del Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Gabriel Biestro Medinilla hizo el anuncio oficial de cancelación de la marcha prevista para pasado mañana domingo.

Sostuvo que tienen conocimiento de que Acción Nacional ha contratado grupos de choque para reventar la marcha del próximo domingo 8 de julio y generar violencia para “responsabilizarnos; por lo tanto, en un acto de responsabilidad, las direcciones nacional y estatal de Morena, hemos decidido suspender la movilización”.

Abundó que “están convocando a través de redes sociales a pandilleros y grupos de choque que, previo pago, quiera provocar hechos violentos”.

Asimismo, mencionó que esta decisión es porque no hay condiciones para darles seguridad a los ciudadanos que protestan por que no se les ha respetado su voluntad de elegir un cambio en Puebla como se hizo en México.

Asentó que Morena no puede permitir bajo ninguna circunstancia que se ponga en riesgo la integridad de los poblanos que hacen un uso legítimo de su derecho al manifestarse, no podemos ensombrecer ahorita el triunfo de Andrés Manuel López Obrador, como tampoco poner en riesgo la lucha que se está dando contra la “mafia del poder”.

El líder estatal del partido de izquierda, afirmó reiteradamente que los panista están conformando un nutrido grupo de pandilleros para generar violencia en las calles de Puebla y responsabilizar a Morena y a sus aliados partiditas, como parte de los convocantes.

Agregó que por tal razón, y para no poner en riesgo a nadie y ante la falta de garantías por parte de las autoridades estatales, las direcciones nacional y estatal de morena, hemos decidido suspender la marcha.

“Seguiremos en el camino de exigir el conteo de todos los votos, donde se confirmará nuestro triunfo expresado en las urnas por los ciudadanos poblanos. Nos iremos a tribunales”.