+ El director general Mikel Arriola dio a conocer que se construirá Unidad de Medicina en la Zona Audi

El Director General del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Mikel Arriola Peñalosa, anunció que se invertirán en Puebla más de 600 millones de pesos para ampliar la infraestructura hospitalaria y así aumentar la capacidad en la atención de los programas de salud en el estado.

En gira de trabajo por esta entidad, acompañado por el gobernador Antonio Gali Fayad, explicó los montos principales que se aplicarán durante el último trienio, entre los que destaca la construcción de una Unidad de Medicina Familiar de 10 consultorios en Ciudad Audi, que brindará 120 mil consultas al año y tendrá una inversión de 70 millones de pesos para obra y equipamiento médico.

Durante un encuentro con madres trabajadoras realizado en la empresa Kieker México, en el municipio de Amozoc, el titular del IMSS explicó que en el Hospital de San Alejandro se invertirán cerca de 200 millones de pesos en la remodelación piso por piso, y aseguró que con ésta se duplicará la inversión que se le había hecho a este nosocomio en los últimos 20 años.

Arriola Peñalosa señaló que en el Hospital de Las Margaritas, uno de los de mayor capacidad resolutiva, se invertirán 150 millones de pesos en su ampliación. También se inaugurará en Atlixco una Unidad de Medicina Rural para incrementar la capacidad en la atención de los beneficiarios del Programa IMSS-PROSPERA.

En la ceremonia, en la que el gobernador Antonio Gali Fayad le entregó los folios de autorización para impartir educación preescolar en guarderías del IMSS, Arriola Peñalosa anunció la construcción de tres nuevas guarderías, con lo que Puebla llegará a 40, fortaleciendo su capacidad de atención en las estancias infantiles que ahora también impartirán educación preescolar.

Explicó que este programa forma parte de la agenda de inclusión del Presidente Enrique Peña Nieto y se integra a las acciones para potenciar las prestaciones sociales en beneficio de las madres trabajadoras. Mikel Arriola afirmó que las jefas de familia ya no tendrán que sacar a sus hijos de la guardería y llevarlos a un kínder particular o público para recibir la educación inicial.

De esta manera, la entidad poblana se convirtió en el estado número 15 en el que se ha puesto en marcha el Programa Nacional de Certificación.