• Las tarifas eléctricas para usuarios domésticos de bajo consumo se mantienen sin cambios en agosto de 2016 y acumulan una disminución de 2% respecto a diciembre de 2015.

La Comisión Federal de Electricidad (CFE) informa que las tarifas eléctricas para el sector doméstico de bajo consumo se mantendrán sin cambio para agosto de 2016. Así, las tarifas para este sector acumulan una reducción del 2% respecto a las vigentes en diciembre de 2015.

Cerca del 90% de los usuarios totales de la CFE se encuentran en esta tarifa, lo que equivale a cerca de 35.5 millones de clientes.

Es importante recordar que esta tarifa subía 4% cada año, desde 2006 y hasta 2014.Gracias a la Reforma Energética promovida por el Presidente Enrique Peña Nieto, estas tarifas bajaron 2% en el 2015, además de la reducción que se presenta durante este 2016.

Por otro lado, las tarifas para el sector industrial reportan en agosto de 2016 un aumento de entre 5.2% y 7.5% en comparación con agosto del 2015. En este mismo periodo, en el sector comercial el incremento es entre 7.8% y 9%. Por otra parte, la tarifa de uso doméstico de alto consumo (tarifa DAC) registra un incremento en agosto del 2016 de 8.9% respecto al mismo mes del año pasado.

A pesar de los ajustes registrados este mes, las tarifas eléctricas de México acumulan disminuciones importantes desde diciembre de 2014. Por ejemplo, las tarifas eléctricas industriales disminuyeron entre 17% y 27% en ese periodo; para el sector comercial la reducción es de entre 1% y 13%, y de 1.4% para los hogares de alto consumo.

Por su parte, la tarifa eléctrica de bajo consumo no subió en ese periodo y tuvo una reducción de 4% respecto a diciembre 2014.

El ajuste de las tarifas en el mes de agosto está relacionado con los incrementos de los precios de los combustibles para generar energía eléctrica registrados en julio de 2016 en comparación con junio de 2016.

Cabe resaltar que estos precios son los utilizados por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) para calcular las tarifas eléctricas.

La CFE continúa con su estrategia de sustituir progresivamente su consumo de combustóleo y diésel, por fuentes de energía de menor costo y más amigables con el medio ambiente, como el gas natural y la energía hidroeléctrica.

Así es que la CFE ha reducido su consumo de combustóleo para los procesos de generación de energía eléctrica en 48% del 2012 al cierre del 2015.

Esto se pudo conseguir gracias a la disponibilidad de gas natural, tanto para la industria nacional, como para los procesos de generación de la CFE. De hecho, nuestro país lleva 36 meses sin alertas críticas por desabasto de gas natural.