• Dijo que el 85 por ciento de las eutanasias que se aplican en el mundo son sin el consentimiento del paciente

Por Diego Armando Cuautle  

Antes de aprobar la eutanasia como sucede en algunos países del mundo es necesario avanzar en el tema de los cuidados paliativos y esto siempre debe estar sustentado en la ciencia y dejar a un lado las ideologías progresistas y conservadoras como muchos políticos lo quieren hacer ver, consideró Agustín Antonio Herrera Fragoso, autor del libro “Eutanasia. Cuidados paliativos y atención al final de la vida”.

Durante la presentación del texto que se realizó en el Instituto de Ciencias Juridicas (ICI) de Puebla, el especialista comentó ya veremos con los políticos que tomen el cargo quiero ver es que se utilice evidencia científica porque “ya está bueno que nos tengan con ideologías sin sustento en la ciencia y si ésta establece que se deben llevar por cierto camino. Por eso debemos avanzar en el tema de cuidados paliativos para después pensar en la eutanasia”.

Aunque antes de ello, dijo en lo que se debe avanzar es en educar y trasformar las instancias de salud para los cuidados paliativos e implementar en algunos casos la sedación que es una forma humana de acompañamiento donde te vas retirando de la existencia de tal manera que no tengas dolor.

“En México no es un tema legal, se comenta que esto se hace tras  bambalinas en instituciones de salud, eso no se sabe porque no hay información, son tumores aunque en países como Holanda y Bélgica ya se maneja, en Canadá estos últimos años ha comenzado a aplicarse”, comentó.

En este sentido indicó que el 85 por ciento de las eutanasias son sin el consentimiento de la persona, estamos hablando de países educados con otra formación humanitaria pero además de lo legislativo también tiene que existir el tema cultural.

Recordó que en el 2014, Human Rights Watch recomendó a México los estándares de cómo se tiene que avanzar, se deben tener así como de la utilización de los medios necesarios desde los  medicamentos, psicólogos, tanatologos y principalmente el acompañamiento, sin embargo esto nunca se logró.

Finalmente dijo que el gran problema que se tiene en el país es el de las enfermedades crónico degenerativas que reducen los estándares de vida, “la tendencia mundial es llegar a los 100 años, aunque primero se debe buscar la calidad de vida que es de corresponsabilidad, debemos educar en toda la vida para tener un buen estado de salud y llegar lo menos dañado al final de nuestras vidas.