Ante las condiciones de la calidad del aire en Puebla, el gobierno estatal a través de la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes (SIMT), reforzó las medidas para reducir la emisión de gases contaminantes en la zona metropolitana  y establece lineamientos de construcción.

 

La SIMT ya notificó a los concesionarios y representantes legales que no podrán circular las unidades del transporte público que incumplan con los estándares en materia de medio ambiente, lo anterior con base en el artículo 24 de la Ley reglamentaria del Transporte y de los artículos 120, 121 y 124 de la Ley para la Protección del Ambiente Natural y el Desarrollo Sustentable del Estado de Puebla.

 

En ese sentido se desplegarán operativos conjuntos para retirar de circulación a las unidades del servicio público que contaminen y para aplicarles la sanción conforme a la Ley.

 

Independientemente de lo anterior, personal de la Dirección de Operación del Transporte recibió la instrucción de supervisar y en su caso, sancionar, a las unidades que visiblemente contaminen.

 

Derivado de lo anterior, se aplicó una sanción a la unidad 11 de la Ruta Pericos, con placas 473-HV-8 del servicio público federal, por violación al artículo 24, fracción 17 del Reglamento de la Ley de Transportes del Estado de Puebla.

 

De esta manera, la SIMT se suma al esfuerzo para responder a las actuales condiciones atmosféricas.

 

SE ESTABLECEN LINEAMIENTOS DE CONSTRUCCIÓN

 

Para reforzar las acciones en favor del medio ambiente y así reducir las emisiones contaminantes en la zona metropolitana de Puebla, la Secretaría de infraestructura, Movilidad y Transportes (SIMT) estableció los siguientes lineamientos en materia de construcción, con base en las Normas Mexicanas de Medio Ambiente:

 

  • Se detienen los traslados de materiales de construcción en vehículos de carga y transporte abiertos, sin lona de cobertura y/o que derramen materiales.
  • Se postergan las actividades de bacheo, pavimentación y pintado de las obras no prioritarias.
  • Se suspenden las obras menores y las actividades no prioritarias que obstruyan o dificulten el tránsito.
  • Se aplazan las actividades de construcción, demolición y movimiento de tierras en obras mayores a 5 mil metros cuadrados de superficie.
  • Se postergan las actividades de barrido y corte de pasto pues provocan la volatilidad de elementos sólidos.

 

La SIMT conmina a las empresas del ramo de la construcción a seguir dichas medidas. Las acciones detenidas y aplazadas por la actual situación atmosférica serán reanudadas una vez que la Secretaría de Medio Ambiente y Ordenamiento Territorial así lo determine con base en los parámetros oficiales de contaminación.