Dulce Gómez
El Ayuntamiento de Puebla analiza cómo va a impactar el recorte del presupuesto que se prevé para 2017, indicó el alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, quien prefirió no abundar si su administración solicitará una línea de crédito para hacer frente a los gastos.
En entrevista, el presidente municipal destacó que “afortunadamente” Puebla ha sido reconocida como uno de los gobiernos más responsables y con finanzas sanas; además destacó que se ha reducido la deuda.
“Afortunadamente Puebla ha sido reconocida como uno de los gobiernos más responsables con finanzas sanas, hemos disminuido la deuda y Tony Gali hizo un excelente trabajo con la Tesorería y la Secretaría de Administración del municipio”, dijo.
En este contexto, dijo que actualmente la Comuna efectúa una análisis de cómo va a impactar el recorte que de acuerdo al Gobierno Federal será de 238 mil millones de pesos.
“Estamos haciendo el análisis de cómo va a impactar al Ayuntamiento el recorte, como ustedes saben el Gobierno Federal anunció un recorte de 238 mil millones de pesos es muchísimo dinero y entonces nos estamos ajustando el cinturón para no afectar las áreas prioritarias”, señaló.
De tal modo, Banck Serrato destacó que el objetivo del Gobierno Municipal es continuar con una política responsable en el manejo de los recursos públicos, mientras que la prioridad serán las obras públicas, el desarrollo social y el combate a la pobreza.
“Pensamos seguir con esta política responsable en el manejo de los recursos públicos priorizando las obras públicas, la infraestructura, el desarrollo social y el combate a la pobreza”, expuso.
Por separado, la tesorera Arely Sánchez Negrete informó que conformarán un presupuesto de ingresos conservador para 2017, e informó que la ley quedará lista el lunes de la siguiente semana.