El gobernador Tony Gali, el alcalde Luis Banck y el Director General de Grupo Moyg, Francisco Moyano, encabezaron la puesta en marcha de la quinta etapa de modernización de la planta de tratamiento de agua residual automatizada de esta empresa, ubicada en la capital.

Con estas acciones se tratarán alrededor de 603 mil litros al mes y se contribuirá a abatir los riesgos en la salud pública, al asegurar un manejo integral y sustentable del agua que también coadyuvará, de manera corresponsable, en la limpieza del río Atoyac.

En el evento se mencionó que en esta fase se instrumentaron filtros de carbón activado y arena sílica para llegar a la recuperación de cierto porcentaje de líquido.

Además, se detalló que durante la reutilización se implementa un proceso de electrólisis, que consiste en separar los sólidos del agua sin agregar más químicos a la misma.