La remodelación del Puente 475 está garantizada pese a la crisis económica que atraviesan gobiernos, pues la obra se puede realizar bajo esquema de Proyectos para la Prestación de Servicios (PPS) u otro modelo de financiamiento, expresó el secretario de infraestructura en el gobierno municipal, Francisco Zúñiga Rosales.
Explicó que podría iniciar la edificación a finales de año con un periodo de ejecución de aproximadamente ocho meses y con una inversión cercana a los 400 millones de pesos.
Refirió que aunque existen problemas financieros no se frenarán los proyectos contemplados para este año y, aunque el puente 475 no estaba presupuestado, buscarán alternativas que den salida al mismo.
“Yo creo que puede ser este año con un tipo de obra especial estamos viendo bajo qué esquema, como proyecto de inversión para ejecutarse este año. Va a depender de la ejecución financiera, estamos viendo cuál es el mejor modo de ejecución”.
Destacó que junto con el área de tesorería y oficina de presidencia están realizando análisis para conocer el mejor esquema de ejecución ya que el proyecto está listo.
Al final, enfatizó que el objetivo de la obra es evitar el taponamiento vial que se produce en Juan Pablo II cuando los automovilistas se quieren incorporar a la avenida Atlixcáyotl.