• El presidente electo dialoga con representantes del sector sobre sus planes para rehabilitar refinerías y construir una nueva

Este martes el presidente electo Andrés Manuel López Obrador se reunió con representantes de la empresa estadounidense Bechtel, especializada en ingeniería, para hablar sobre el proyecto de la construcción de la nueva refinería en Tabasco, y la rehabilitación de las seis ya existentes.

La transnacional presentó a López Obrador, y a su equipo en materia energética, información técnica y su opinión para la nueva refinería en Dos Bocas, Paraíso, en Tabasco, cuya construcción se licitará a empresas, pero su propiedad y operación será de Petróleos Mexicanos (Pemex).

Al salir de la casa de transición, la propuesta como secretaria de Energía, Rocío Nahle, apuntó que el proyecto del próximo gobierno “genera interés en el mundo”, por lo que se trabaja desde ahora para ganar tiempo en ese proyecto con el Instituto Mexicano del Petróleo.

Apuntó que se han acercado desde coreanos, chinos, estadounidenses y dialogarán con todos los que tengan capacidad técnica y de construcción en esa materia, además que no tengan antecedentes de corrupción.

Precisó que aún se trabaja en las bases de la licitación; sin embargo, cuando se trata de un proyecto de esa magnitud, todas las empresas del mundo quieren saber qué tipo de refinería se construirá, a fin de tener conocimiento de lo más elemental.

Por su parte, Octavio Romero, próximo detalló que en la reunión con el presidente electo asistieron representantes de una empresa de Estados Unidos con experiencia en construcción de refinerías en otras partes del mundo.

Abundó que “esa experiencia nos interesa conocerla a nosotros. Para el trabajo de las bases de licitación que tenemos que hacer; necesitamos mucha información”.

Para dicha licitación, detalló, cuando se tenga lista “se va a invitar a todas la que tengan experiencia en refinación; ya que a todo mundo le interesa participar en un gran proyecto que se va a llevar a cabo”.

Al respecto, el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes, Javier Jiménez Espriú, manifestó que la reunión con la empresa referida fue “para conocer la estimación del tiempo que se lleva la construcción de una refinería”.