* El presidente electo  escuchó a los familiares de desaparecidos en el Segundo Diálogo por la paz, la verdad y la justicia

El presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, tuvo su prueba más dura este viernes 14 de septiembre durante el Segundo Diálogo por la Paz, la Verdad y la Justicia, celebrado en el Centro Cultural Universitario Tlatelolco.

Frente a decenas de familiares de víctimas de la violencia en México, que aprovecharon los segundos de silencio para pedirle ayuda y justicia al presidente electo, Andrés Manuel López Obrador se comprometió a pedir perdón una vez que asuma la presidencia, un deseo de miles de familiares de víctimas en el país.

“Yo voy a pedir perdón a todas las víctimas de la violencia y voy comprometerme a que va a haber justicia (…) voy a cumplir con ustedes, no están solos”, dijo López Obrador frente a decenas de familiares que portaban las fotografías de sus seres queridos desaparecidos o asesinados.

AMLO estuvo acompañado por la secretaria de Gobernación propuesta, Olga Sánchez Cordero, por Alejandro Encinas, próximo subsecretario de Derechos Humanos, Población y Migración, por el poeta Javier Sicilia y el académico Sergio Aguayo.

Frente al auditorio, se comprometió una vez más a proporcionar ayuda a organismos internacionales para que ayuden en la investigación de los casos. “Vamos a que los organismos de defensa de derechos humanos de Naciones Unidas y otros países puedan entrar a México a ayudar, no se les va a cerrar la puerta a nadie. No vamos nosotros a tapar ningún caso, no va a haber impunidad y queremos que todo sea transparente por eso no tenemos por qué cerrarnos en el país”.

Los familiares de víctimas no pudieron callar, ni cuando Javier Sicilia pidió un minuto de silencio. “Tengo más de 40 años callando, más de 40 años”, dijo una de las asistentes. Los gritos de “no estamos solos, nos faltan ellos”, “porque vivos se los llevaron, vivos los queremos” y “dónde están, dónde están, nuestros hijos dónde están” predominaron en el primer acercamiento de los familiares de víctimas con López Obrador ya como presidente electo.

“Presidentes han sido cómplices de las atrocidades que vivimos en el país, autoridades indolentes y corruptas en un mar de negligencia, mentiras y simulación. Nos tocó a las víctimas en el peor momento de nuestras vidas luchar”, dijo Lucía de los Ángeles Díaz, fundadora del Colectivo Solecito.

Durante el evento, Araceli Magdalena Rodríguez, madre del policía federal Luis Ángel Leon, desaparecido el 16 de noviembre de 2009, pidió a López Obrador comprender su dolor y respeto a los familiares de desaparecidos.

Pedimos ser tratados como le gustaría a usted o su equipo de transición ser tratados si vivieran la desaparición de un familiar en casa.