• El virtual presidente electo dijo este lunes que se crecerá al doble de lo registrado en el ‘periodo neoliberal’ del país

Andrés Manuel López Obrador, virtual presidente electo de México, dijo este lunes que la economía de México crecerá al 4 por ciento durante su gobierno.

“Esperamos crecer al 4 por ciento en el sexenio, el doble del crecimiento en el periodo neoliberal”, dijo en conferencia de prensa tras su reunión con la Confederación de Cámaras Industriales (Concamin).

El miércoles, Carlos Urzúa, quien sería el secretario de Hacienda en la administración de AMLO, explicó que para el primer año de gobierno se espera un crecimiento del 2.5 por ciento

La cifra concuerda con el rango establecido en los Precriterios de Hacienda, de entre 2.5 y 3.5 por ciento, y es ligeramente superior al 2.3 por ciento anticipado en las encuestas del Banco de México y de FocusEconomics.

El virtual presidente electo también aseguró que su Gobierno trabajará en conjunto con el grupo, en la colaboración con el sector público, privado y social.

“Hicimos el compromiso de caminar juntos, sector público, privado para fortalecer empresas, crear empleos y ayudar en el propósito de que se logre un mejor crecimiento económico en el país”, aseguró.

Destacó el compromiso que existe con el sector empresarial para bajar el IVA y el ISR en la zona fronteriza. AMLO mencionó que se está analizando la posibilidad de aplicar estas reducción en la zona del Istmo para “impulsar el crecimiento económico de la zona”.

López Obrador reafirmó que no habrá más gasolinazos ni aumentos en el gas y el diesel “más que el crecimiento de la inflación” durante un periodo de tres años y señaló la urgencia de trabajar en el sector energético.

“Vamos a rescatar al sector energético (…) Se está cayendo la producción y si no intervenimos con un plan emergente nos puede producir una crisis de mayor intensidad, muy grave”, advirtió.

El exjefe de Gobierno también hizo mención a las demandas de seguridad de los empresarios, en especial de los relacionados con la industria del transporte y la ferroviaria, que pidieron la atención de la próxima administración en esos problemas.