• Entre los nuevos productos destaca la carne de res, cerdo, pollo y el cuadro básico de frutas

 

Además del esquema básico de programas sociales dirigido a las comunidades y poblaciones vulneradas por la pobreza, el Gobierno de México implementa una nueva política para garantizar el derecho humano a una alimentación suficiente, saludable y accesible al mismo tiempo que promueve el consumo de productos nacionales, impulsando así el sector agropecuario mexicano.

 

Durante la presentación de la nueva Canasta Básica en apoyo a comunidades marginadas, el presidente Andrés Manuel López Obrador, expresó que se trata de “un programa muy humano para que podamos combatir el hambre, la desnutrición y no se padezca la injusticia de no tener lo más elemental, lo básico, que es la comida”.

 

Los 40 productos que integran la nueva Canasta Básica aportan beneficios adicionales como el contenido proteínico de la carne de res, cerdo o pollo, así como huevo o el beneficio nutrimental del cuadro básico de frutas y verduras y otros artículos de primera necesidad como agua purificada y comestibles libres de azúcar, “alimentos que van a ayudar mucho a la gente que vive en las comunidades, en los pueblos, en las colonias marginadas de México”, dijo.

 

La fusión de Diconsa y Liconsa en el nuevo organismo Seguridad Alimentaria Mexicana (Segalmex) permitirá aprovechar el sistema de adquisición, almacenaje y distribución de productos: “Por eso hay garantía de que este programa va a funcionar bien con los almacenes, las tiendas, las lecherías”.

 

El mandatario recordó que la Canasta Básica es una acción del gobierno federal vinculada directamente con el sector agropecuario, por lo que ya se encuentra en marcha el programa Precios de Garantía que pagará lo justo a productores de granos básicos. En palabras del presidente:

 

“El que produce maíz, el que produce frijol en San Luis Potosí va a tener un precio justo. Va a llegar al almacén y se le va a pagar bien por su maíz, cinco mil 600 pesos por tonelada. Por el frijol, 14 mil 500 pesos. Todo esto para apoyar al productor, porque queremos que se produzca en México lo que consumimos.”

 

A ello se suma el apoyo económico semestral que recibirán ejidatarios, campesinos y pequeños propietarios antes de cada ciclo agrícola:

 

“Se va a apoyar también a los productores que van a recibir una ayuda para que siembren. De manera directa van a recibir un apoyo de acuerdo al número de hectáreas que tengan. Y entre menos tierra tengan, entre menos hectáreas tengan, más van a recibir, porque esa es la justicia. ¿O no creen ustedes que esa es la justicia, darle más al que tiene menos? No puede haber trato igual entre desiguales.”