• El próximo secretario de Comunicaciones y Transportes informó  también trabajará en la actualización del actual Aeropuerto Internacional de la CDMX

 

Javier Jiménez Espriú, próximo secretario de Comunicaciones y Transportes, adelantó que en 2019 se invertirán 10,000 millones de pesos en el aeropuerto de Santa Lucía, de un total de 70,000 millones de pesos planteados.

 

Además, se trabajará en la actualización del actual Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México, dijo en entrevista al término de la reunión que sostuvo la tarde de este viernes con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, en su casa de transición.

 

Jiménez Espriú refirió, además, que en el encuentro se le presentó a López Obrador un avance del plan maestro de Santa Lucía, y él les autorizó el proyecto del año próximo para la adecuación del aeropuerto actual, en donde se invertirán 3,000 millones de pesos.

 

Abundó que se utilizará la plataforma del Hangar Presidencial para hacer una plataforma de posiciones remotas que posteriormente, en un par de años, se hará de posiciones fijas y se integrará a los servicios.

 

Estas acciones, dijo el próximo titular de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), permitirán aumentar en aproximadamente seis por ciento las posibilidades de posiciones del aeropuerto actual de la Ciudad de México.

 

Recordó que el citado hangar ya no será utilizado para el actual avión presidencial pues éste será vendido, sin embargo, sí podrá disponerse de la plataforma.

 

Asimismo, añadió que modificarán la estructura de la Terminal 2 del aeropuerto capitalino, “porque los brazos del aeropuerto se han ido hundiendo”, por lo que será restaurada para evitar que haya más hundimientos.

 

Además, se reforzarán con mucho cuidado los estacionamientos y las calles de rodaje para evitar que tantos aviones atraviesen las pistas, lo cual retrasa las posibilidades de dispense y de vuelo.

 

Acerca del Aeropuerto de Toluca abundó que aún revisan el caso porque se trata de un aeropuerto en el Estado de México, aunque ya hablaron con el gobernador de esa entidad.

 

Al respecto dijo que hay un concesionario que tiene el 49% y el 51% está entre Estado de México y el gobierno federal, por lo que analizan la forma de reconstruir la concesión.