Desde hace dos años, el Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico (ICGDE) de la BUAP mantiene una relación estrecha con el Instituto Max Planck, en la ciudad germana de Heidelberg, a partir de un acercamiento por parte de Dieter Nohlen, uno de los más prestigiados pensadores sobre gobernanza y política contemporáneo y Doctor Honoris Causa por la BUAP.
“El propósito inicial era empezar a buscar la manera de realizar investigaciones conjuntas y que académicos del ICGDE pudiesen ir a Heidelberg a complementar su proceso de formación por medio de estancias de investigación”, explicó José Antonio Meyer Rodríguez, director de esta unidad académica.
Este año a partir de la visita del Rector Alfonso Esparza Ortiz al Instituto Max Planck, como parte de su gira de trabajo por Europa realizada en mayo, se estableció un proyecto ambicioso por el cual el ICGDE es sede de tres actividades relevantes, mismos que pretenden establecer una relación concreta entre ambas instituciones.
El primero se realizó el pasado 8 de septiembre; el “Foro Reformas Estructurales: ¿Transformando a México?”, donde se analizaron cuatro reformas: de Transparencia, Política, Energética y de Telecomunicaciones. Los investigadores concretaron que la Constitución debe beneficiar a los ciudadanos y no ser sólo enunciados normativos para legitimar el poder.
En dicha actividad participó la doctora Mariela Morales Antoniazzi, investigadora del Instituto Max Planck de Derecho Internacional Público y Comparado de Heidelberg, Alemania.
Meyer Rodríguez señaló que todos los trabajos presentados durante este foro son investigaciones colectivas a cargo de académicos de diferentes instituciones. En este contexto, el ICGDE desarrolla cuatro proyectos con el Instituto Max Planck sobre igual número de Reformas Estructurales ya mencionadas, éstas son áreas de interés para dicho instituto alemán porque trabaja el tema de Constitucionalismo Global.
Posteriormente, el Director del ICGDE anunció que el 15 y 16 de octubre se efectuará el Seminario sobre Gobernanza Global, donde se incorporará el Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM. En éste investigadores presentarán ponencias acerca de la significación de la gobernanza en distintos ámbitos como gobiernos locales, en el marco jurídico y opinión pública.
Finalmente, el 8 y 9 de diciembre tendrá lugar un tercer seminario con cinco investigadores del Max Planck, así como del Instituto de Investigaciones Jurídicas de la UNAM y el ICGDE, quienes analizarán a profundidad la significación política y social de las reformas estructurales en México. Asimismo, existe la posibilidad de publicar un libro colectivo como resultado de los seminarios.
Meyer Rodríguez destacó que las tres actividades forman parte de un proyecto ambicioso. “Para nosotros es un privilegio que dos instituciones referentes a nivel nacional e internacional nos apoyen en este proyecto de consolidación”.

En busca de consolidar la calidad académica

Por otra parte, el director del Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico informó que más adelante se definirá un proyecto a largo plazo entre ambas instituciones, para realizar estancias de investigación conjuntas. De manera previa, en 2011 y 2013 dos investigadores del ICGDE participaron con académicos del Instituto Max Planck; mientras tres de ellos acudieron a México a impartir cursos, seminarios y ponencias en la Cátedra Dieter Nohlen.
Asimismo con la reciente visita del doctor Dieter Nohlen al Instituto de Ciencias de Gobierno y Desarrollo Estratégico se estableció el compromiso de publicar un libro con las primeras 10 conferencias magistrales impartidas en la cátedra que lleva su nombre. Será una obra bilingüe y con una introducción del Doctor Honoris Causa por la BUAP.
El Max Planck es considerado como el instituto de mayor reconocimiento a nivel mundial y una fuente importante de asesoramiento de parlamentos, autoridades administrativas y tribunales. En México solamente tiene convenio firmado con la UNAM, “si nosotros lográsemos una firma formal seríamos la segunda institución en México y la primera del interior del país en tener una relación de este tipo. Lo anterior traería beneficios directamente al ICGDE, ya que sería un aval de su calidad académica, misma que se extendería a la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales, al Instituto de Ciencias Sociales y Humanidades e incluso a otras unidades académicas”, puntualizó Meyer Rodríguez.