• Su hijo de cinco años la movió para despertarla y vio sangre en su cara.
• Se piensa que pudo haber sufrido una caída, aunque no descartan homicidio.

Odilón Larios Nava.- Terrible descubrimiento hizo un niño de cinco años de edad la mañana de este martes, cuando al despertar movió a su madre que estaba acostada a en la misma cama. La mujer, de oficio ayudante de albañil, no reaccionó. El pequeño le movió la cabeza, pues estaba boca abajo, y así es como vio la muerte de su madre y un rostro ensangrentado.
Se presumen dos hipótesis de investigación, la primera sugiere que al estar alcoholizada sufrió una caída y la otra que pudo haber sido asesinada por su expareja sentimental con quien fue vista tomando un día antes.
El niño de cinco años se despertó como de costumbre, le habló a su mamá con quien dormía en la misma cama pero ésta no le respondió. Al moverla y voltearle la cara, estaba boca abajo, se percató de que su rostro y la cama tenían manchas de sangre.
Asustado, el pequeño, salió a pedir ayuda con los vecinos, estos al ver la escena y que la mujer no despertaba, llamaron a los números de emergencias. Llegaron los técnicos en urgencias médicas y confirmaron el deceso de la mujer.
Policías preventivos aseguraron el domicilio marcado con el número 6121 de la calle Tizoc, hasta donde después acudió el Agente del Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios, quien llevó acabo las diligencias del levantamiento del cadáver.
El fiscal inició la constancia de hechos 984/2015, debido a que la primera hipótesis de lo ocurrido señala que la mujer pudo haber sufrido una caída y que a causa de la misma la lesión craneoencefálica le pudo haber causado la muerte.
Sin embargo un día antes la fémina fue vista tomando con su expareja sentimental, de quien se separó hace aproximadamente un año debido a que el hombre, también alarife la golpeaba reiteradamente. Es por ello que no se descarta que ese masculino la haya golpeado y eso haya matado a la mujer.
Aunque se inició constancia de hechos por este deceso, si durante los peritajes se encuentran indicios que apunten a un homicidio se elevará a averiguación previa. La mujer fue identificada como Evodia Santiago Guzmán, de 36 años de edad.