Por Patricia Moreno Sánchez

Alrededor de 200 trabajadores del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) realizaron un paro de labores de “brazos caídos” por dos horas para protestar por la falta de equipo de cómputo, papelería entre otros materiales para brindar una adecuadas atención administrativa a los derechohabientes.
Los trabajadores amagaron con realizar un paro total de labores para exigir la mejora laboral, la contratación de personal y mejorar el trato al personal de confianza.
El Secretario General de la sección 1 del Sindicato Nacional de Trabajadores del Seguro Social (SNTSS), Francisco Javier Torres Zenteno, informó que se tomó la decisión de este paro de labores, ante la falta de respuesta de las autoridades de la delegación. Explicó que desde el 2013 ha solicitado computadoras y equipo de impresión, ya que los actuales son obsoletos, asimismo agregó que los trabajadores tienen que poner de su bolsillo para papelería, con la finalidad de subsanar estas deficiencias y atender al derechohabiente.
Torres Zenteno, informó que actualmente el Seguro Social en Puebla atiende a 3 millones de pacientes con 12 mil trabajadores, cuando hace dos años la plantilla de personal era de 14 mil para 2 millones de usuarios.
Aseguró que de no ser escuchados podrían realizar alguna movilización e iniciar paro en la delegación central de este instituto, o bien en el hospital General Regional No. 36 ( San Alejandro) para exigir se les escuche y se les dote de equipo necesario para llevar a cabo sus funciones.
Por ultimo explicó que desde hace más de tres años existen mil 800 plazas “congeladas” en la delegación estatal entre médicos, y administrativos, por lo que existe una sobrecarga de trabajo tanto para el personal médico como administrativo.
El paro de brazos caídos se levantó a las 10 horas.
RESPUESTA DE LA DELEGACION
Alrededor del medio día el delegado del IMSS Rodolfo Reyes Coria informó a los medios de comunicación que se había dialogado con el dirigente sindical y que llegaron a un acuerdo. Al mismo tiempo reconoció que existen deficiencias en los centros de trabajo de la delegación por lo que se comprometió a ir trabajando para mejorar los servicios en un corto plazo.
Al mismo tiempo dijo que se procurara ir cubriendo las plazas, sin embargo recordó que este año a Puebla solo se asignaron 320 plazas de mil 200 plazas que se requieren en el estado.