Por Irma Sadiz
A partir de la segunda quincena de julio la canícula entró en su faceta inicial y se estima que ésta, se prologue hasta el 20 de agosto, por lo que se recomienda a la ciudadanía hidratarse y resguardarse del sol, informó el jefe del Meteorológico de la Comisión Nacional del Agua, Boris Hernández Comi.
En entrevista para La Opinión, explicó que como cada año el granillo como se conoce también a este “golpe de calor” es un fenómeno que se presenta cada año y en esta ocasión se observa un aumento de temperatura que origina la disminución de la precipitación por lo que los seres vivos pueden sufrir deshidratación.
La canícula tardará 40 días, por lo que a partir de la tercera semana de agosto, se podría reactivar la temporada de lluvias que no es otra cosa que la suavización de las temperaturas.
Abundó que en el corto plazo -esta semana- se prevé precipitaciones muy leves y puntuales en la sierra nororiental, pero el golpe de calor se mantendrá hasta el próximo mes.
Boris Hernández, resaltó que aparte de afectar a los seres vivos este fenómeno climatológico también impacta en los cultivos, pues al haber más calor hay menos agua y eso impide que haya producción en algunas siembras.
Entre las recomendaciones, el jefe del Meteorológico de Conagua, dijo que los ciudadanos deben estar bien hidratados y no estar expuestos al sol y cubrirse rostro y extremidades para que no les peguen directamente los rayos del sol.