Si es un asunto aritmético, el PAN en el 2016 deberá buscar una alianza con el Partido Movimiento de Regeneración Nacional (MORENA) para buscar la gubernatura de un año y ocho meses, comentó el consejero nacional de ese instituto político, Juan Carlos Espina von Roehrich.
Espina, junto a Miguel Méndez Gutiérrez y Miriam Arabian, todos ellos regidores, de paso apoyaron el liderazgo de Rafael Micalco Méndez,e incluso su permanencia al frente del comité estatal del PAN ante la solicitud de un grupo de diputados que buscan su salida.
Cada uno por separado, respondieron a la división que se genera en el partido a raíz de los resultados de la elección del 7 de junio, y en la cual ganó 7 de las 16 diputaciones federales.
En principio, Espina sostuvo que Micalco Méndez debe permanecer por un periodo más en la dirigencia: “con mucha valentía la institucionalidad del partido ha señalado las intromisiones de gentes que no son de la dirigencia estatal y yo creo que todos los panistas estamos obligados a respaldar al jefe estatal Rafael Micalco”.
Mientras tanto, Miriam Arabian y Miguel Méndez observaron división interna en el PAN, situación que sí podría impactar en la elección 2016, y consideran que debe existir un análisis y consensos para evitar que se expanda.
Miguel Méndez Gutiérrez consideró que la división que existe dentro de su cuadro político será un factor en contra para las próximas elecciones, por lo que coincidió en que es necesario que los panistas reflexionen de cara al 2016.
El también integrante del Cabildo Poblano señaló que las decisiones al interior de Acción Nacional deben favorecer a todos los militantes y no solo a un grupo pequeño que quieren encabezar un proyecto
“Como dice el presidente necesitamos hacer una reflexión todos los panistas, y me refiero a todos los panistas, no exclusivamente a un grupo y que podamos determinar qué es mejor para el partido y lo que es mejor solo para una persona en particular o para un pequeño grupo que son los que encabezan o quieren encabezar un proyecto.