Por Jesús Lemus/Puebla

La corriente de Alternativa Democrática Nacional (ADN) del PRD, convocó a la unidad del partido rumbo a las elecciones de 2018, pero sobre todo garantizar que el instituto amarillo será tratado como igual que otras fuerzas políticas en caso de concretar alianzas para el otro año.
Sobre el tema, María Elena Santos Reyes, representante ante la comisión de Vigilancia del Registro Federal de Electores, puntualizó que el PRD es autónomo y; por lo tanto, se debe garantizar un respeto hacia esta fuerza política.
Sin referir el partido político, mencionó que las alianzas no deben ser para subordinación, por el contrario, se debe garantizar la construcción de los acuerdos políticos en beneficio de la sociedad.
“No hay la necesidad de subyugarse ante la posibilidad de una alianza para el otro año, debe existir un trato entre iguales y; con ello, garantizar que se podrá construir al cien por ciento un proyecto ciudadano”.
Santos Reyes opinó que también debe existir un freno hacia la campaña de desprestigio que se incrementó en contra del PRD local y de manera nacional, situación que sin duda los ha perjudicado en el tema de las elecciones.
Por lo anterior, mencionó que si el Sol Azteca quiere volverse una opción viable para los poblanos y ciudadanos en general, los militantes del PRD tienen que dejar atrás todas sus diferencias para enfocarse a las tareas que derivarán en la renovación de diversos cargos de representación popular.