•Fuentes cercanas a la dependencia citaron varios casos, pero en específico el de una mujer que es familiar directo de dos de los detenidos por la AIC el mes de noviembre en Santa María La Rivera.

•Los detenidos recibieron a balazos a los federales y estuvieron a punto de detonar una granada de fragmentación.

Odilón Larios Nava. – Hay preocupación entre agentes ministeriales de la Fiscalía General del Estado (FGE) de que grupos criminales hayan infiltrado la dependencia, y en específico algunos de los grupos de elite, por lo que piden se prendan las alertas y se ordene una amplia investigación que permita limpiar la corporación.
En una entrevista que concedieron a este diario a cambio del anonimato, indicaron que es necesario que se abran investigaciones y que a aquellos que se encuentren culpables se les finquen responsabilidades para depurar la corporación.
Durante la entrevista mencionaron varios casos de presuntos vínculos de mandos medios de la Fiscalía que pueden estar ligados con la delincuencia organizada, desde huachicoleros, hasta miembros de otras organizaciones criminales.
Un caso reciente y en el cual hicieron especial énfasis fue el de una mujer que precisaron pertenece al “grupo de elite” liderado por Rafael Cortés Medellín, este grupo se encuentra en las oficinas centrales de la Fiscalía.
Los agentes entrevistados señalaron que esa mujer es familiar directo de dos de los hombres detenidos por la Agencia de Investigación Criminal (AIC) el pasado 23 de noviembre, en la colonia Santa María La Rivera. La peligrosidad de la banda detenida quedó de manifiesto en el enfrentamiento contra los federales.
Como se publicó en este espació en aquella ocasión, el pasado 23 de noviembre la AIC realizó un operativo en la mencionada colonia mencionada, en donde fueron recibidos a balazos por los delincuentes, quienes tenían armas de grueso calibre, también se les encontraron granadas de fragmentación, una de ellas la pretendían hacer estallar.
Según el reporte oficial que difundió la Procuraduría General de la República (PGR), en aquella ocasión horas más tarde, el saldo fue de un muerto y ocho detenidos, todos probables delincuentes. Según las fuentes cercanas a la Fiscalía el hombre que murió y uno de los detenidos son familiares directos de la agente ministerial perteneciente al mencionado grupo de elite.
Los entrevistados indicaron que definitivamente este caso y otros más al interior de la dependencia deben ser motivo de una honda investigación, la cual esperan ordene el fiscal Víctor Antonio Carrancá Bourget y el propio gobernador del estado Antonio Gali Fayad, para depurar la corporación.