Por Patricia Moreno Sánchez

La caída de la ceniza que está arrojando el volcán Popocatépetl, puede afectar a las personas, mascotas y animales de traspatio o ganado, advirtió el doctor Arturo Mompin, subsecretario de Vigilancia Epidemiológica de la Secretaria de Salud estatal.
Mompin Ramírez explicó que las afectaciones van ligadas a la ciada de la ceniza volcánica, expuso que la ceniza que arroja el coloso es similar al cemento, refirió que debido a la pequeñez de las partículas puede afectar las vías respiratorias como nariz y garganta, así como irritación en los ojos. En este sentido evitar el uso de lentes de contacto, de preferencia usar lentes o gafas para evitar que la ceniza afecte nuestros ojos.
Por lo que se recomienda el uso de cubre boca, bufandas o pañuelos que permita filtrar el aire y se pueda respirar un aire más limpio. Recomendó tener mayor atención a los menores y a los adultos mayores.
La ceniza es un material que puede secar la mucosa y la conjuntiva y causara resequedad, incluso dijo que la ceniza puede lesionar la córnea.
Al mismo tiempo recomendó evitar consumir alimentos que se expendan en la vía pública, al mismo tiempo dijo que los alimentos que preparen en los domicilios se estén libres de este material, alertó que al consumir alimentos contaminados pueden generar una enfermedad gastrointestinal.
Recomendó que se deben cuidar a las mascotas, que no estén en contacto con la ceniza, que sus alimentos y su agua no se contamine con la este material y estén en una zona protegida, donde se mantenga, se acueste debe estar libre de esta materia porque su mocosa será sensible a la ceniza. Esta recomendación es igual para los animales de traspatio y el ganado en la zonas rurales para evitar que estos se enfermermen.
Recomendó que toda la ceniza de las calles, azoteas e interiores se barra y se evite el uso del agua, al indicar que esta ceniza tiene una densidad muy particular que aumenta con el agua y al combinarla se convertirá en una mezcal tipo cementos que obstruirá las coladeras y las cañerías, generando un problema más grave sobre todo con las lluvias que se aproximan.
En caso de que una persona se sienta mal por haber inhalado o respirado ceniza, no debe auto medicarse, debe acudir de inmediato al centro de salud, informar los síntomas y comunicar sí estuvo en contacto con la ceniza.
Refirió que en las viviendas que tienen techos de lámina, tejado, de cartón otros endebles, se debe retirar la ceniza para evita que con una lluvia, se volverá pesada y provocara que los techos se fracturan y se desplomen.
Por ultimo informó que la Secretaría de Salud en coordinación con Protección Civil , ayer lunes se distribuyeron cubre boca en diversos puntos de la ciudad como el zócalo, el bulevar 5 de Mayo, la 31 Poniente, entre otros, esta medida se podría extender durante los próximos días.