*En tiempo extra derrotó 1-0 a Argentina.
*La Mannschaft consiguió si cuarto título mundial.

Con gol de Mario Göetze, Alemania se coronó campeona del mundo al derrotar 1-0 a Argentina en tiempo extra en la final de la Copa del Mundo de Brasil, que se jugó en el estadio Maracaná, de Río de Janeiro.
Pese a la sensible baja de Sami Khedira, los alemanes lograron dominar la mitad de la cancha en base a toque y circulación, con Bastian Schweinsteiger. Argentina que había mostrado una gran, no tuvo en Lucas Biglia y Javier Mascherano a los jugadores esperados.
A los europeos les costó crear peligro real con pelota en movimiento. Tuvieron una en los pies de Toni Kroos tras fallo en la entrega de Mascherano y un cabezazo en el palo de Howedes sobre el final del primer tiempo. Justamente a espaldas del lateral izquierdo, Argentina encontró grietas para hacer daño. Ezequiel Lavezzi fue clave para romper líneas y la más clara fue de Lionel Messi, un contragolpe que terminó con Jérõme Boateng salvando sobre la línea. Antes, Gonzalo Higuaín falló cuando estaba solo ante Manuel Neuer.
En el comienzo del segundo tiempo, los argentinos sorprendieron a Alemania, Messi tuvo el gol pero le pegó demasiado cruzado.
Alemania decidió desequilibrar con las subidas de Philipp Lahm. Una de ellas encontró a Klose su remate de cabeza salió flojo.
Para el primer tiempo suplementario, con los dos extenuados, se jugó con el corazón en la mano. Romero salvó a Argentina y Palacio falló una clara opción de gol.
Al 113’, Schuerrle encontró el hueco por la izquierda y mandó centro a Göetze, quien controló con el pecho y la clavó de media vuelta para marcar un excelente gol y dar a la Mannschaft su cuarto campeonato mundial. Además Alemania se convirtió en el primer equipo europeo en coronarse en Sudamérica.