Texto y Fotos: Carlos Linares Mendoza

DOS noches llenas de emociones se vivieron este fin de semana con Alejandro Fernández, quien se presentó con éxito el viernes en “Coliseo Yucatán” en la Ciudad de Mérida y al siguiente día, el sábado 10 de marzo en “Parque Tabasco – Dora María” de Villahermosa, como parte de su gira internacional “Rompiendo Fronteras”; conciertos organizados por las empresas PRODUCCIONES MÁTALAS CALLANDO y ESPEN.
Un enorme telón blanco que cubría todo el escenario, mostraba olas que se sacudían, más tarde una silueta de un charro se hizo esperar, para de esta forma sonar los acordes de la canción “En lo correcto” y comenzar así la velada musical, cayendo el enorme telón, para posteriormente salir al imponente escenario el hijo de Don Vicente Fernández a entregarse con sus fans.
Luciendo ambos recintos a todo esplendor, miles de fans corearon su enorme repertorio y pudieron admirar la impresionante producción que el cantante ofrece en cada recinto donde se presenta, dos pantallas verticales a los laterales y una enorme pantalla al centro del escenario en Tabasco fue lo que se pudo admirar, acompañados de luces robóticas de la más alta tecnología que muy pocos artistas latinos tienen.
“El Potrillo” ofreció en ambos estados, dos horas y media de show, dejando satisfechos a sus seguidores yucatecos y tabasqueños, quienes de principio a fin lo acompañaron captando con sus dispositivos móviles cada detalle del show y coreando sus más emblemáticos éxitos como “Estuve”, “Se me va la voz”, “Que voy hacer”, “Qué lástima”, “Tienes que entender”, “Canta Corazón”, “Quiero que vuelvas”, “No lo beses”, “Te voy a perder” y “Me haces tanto bien”.
La parte acústica se hizo presente con los temas “Como yo te amé”, “Vamos a darnos tiempo”, “Me dediqué a perderte” y “Sé que te duele”, despidiéndose del escenario con gran ovación, tras un “otra, otra, otra”, las pantallas mostraban la transición mexicana; salió el Mariachi Real de México y con ello el cantante dejó su elegante traje azul con camisa blanca, zapatos y cinturón café, con pañuelo en rojo, para salir vestido con su tradicional traje de charro en negro, el mariachi comenzaba a entonar “La gloria eres tu”, le siguieron “Que digan misa”, “Agridulce”, “cascos ligeros”, “Contigo aprendí”, “Es la mujer”, “Nube viajera”, “Tantita pena” y “Estrella”.
En ambos estados hizo referencia al Día Internacional de la Mujer, “Quiero rendir homenaje y mi admiración a estos maravillosos seres, no me canso de admirar y de expresar a la mujer y de ver lo tanto, lo tanto que nos hacen falta y sin ustedes la vida y nosotros no sería la misma, simplemente”, expresó para dar paso al tema “Mátalas”.
Ambas veladas parecían interminables, se desvivía con elogios para los dos estados, “¡Tabasco, los quiero mucho!”, por su parte en Mérida el cantante interpretó temas del compositor yucateco, Armando Manzanero.
La noche parecía interminable, pero el momento que nadie esperaba llegó y rindió un merecido homenaje al grande, al “Divo de Juárez”, a Juan Gabriel, proyectando las pantallas imágenes del difunto cantante, interpretando algunos de sus temas en popurrís, finalmente a la una de madrugada, ambas presentaciones de Mérida y Tabasco, concluyeron con otro homenaje al “Charro de Huentitán”, a su señor Padre, el cantante Vicente Fernández, llevándose la ovación de los asistentes, terminando su presentación en medio de aplausos.
Con un total de 36 canciones, Alejandro dejó en claro que hoy por hoy, es el máximo exponente de nuestro país, su elegancia, su potente voz, su gran producción y éxitos, hacen que “Rompiendo Fronteras World Tour”, sea la gira más esperada en distintos países del continente americano y europeo.