Dulce Gómez

El alcalde capitalino, Luis Banck Serrato, insistió que la prohibición nocturna de venta de alcohol en tiendas de conveniencia, entre ellas OXXO, logró una “reducción significativa” en el número de delitos, específicamente en las zonas más vulnerables.
En entrevista, el presidente municipal no abundó en cifras, sin embargo, comentó que será en los próximos días cuando se lleve a cabo una conferencia de prensa para dar a conocer todos los detalles del estudio –que elaboró la empresa Evaluare en coordinación con la Universidad de Chicago-.
Evitó precisar si este programa piloto –que se implementó de agosto a diciembre de 2017- será retomado o dejado de lado.
Por ello, tampoco mencionó si podría modificarse el horario de prohibición de venta de bebidas embriagantes que hasta diciembre pasado funcionaba de la siguiente manera: de lunes a miércoles es de 8:00 a 2:00 horas del día siguiente; mientras que, de jueves a sábado de 8:00 a 3:00 horas, y los domingos, el día más afectado, es de 8:00 a 20:00 horas.
“Lo que les puedo adelantar es que se redujo significativamente la incidencia delictiva en las zonas estudiadas”, subrayó.
Asimismo, Luis Banck minimizó la molestia de los empresarios que han solicitado que este programa quede atrás debido a que nada tiene que ver los delitos con la comercialización de alcohol.
Incluso, acotó que la continuación o eliminación de esta medida la decidirá en función de lo que es mejor para Puebla Capital; y durante la presentación de los resultados se informarán ejemplos de este mismo programa en otras ciudades de México.