• Resbaló pero la cuerda a la que estaba atado se trabó en el elevador que subía y se rompió, así tuvo la caída libre que acabó con su vida.

Odilón Larios Nava.- Terrible muerte tuvo un trabajador de la construcción, al caer desde más de 20 metros de altura, cuando laboraba en la construcción de Elpsis Tower, At PuntAlta. Aunque tenía línea de vida, la soga se atoró en el ascensor de trabajadores y así es como se rompió, ocasionando que el hombre sufriera una caída libre desde el piso número 12.
Lo anterior ocurrió antes de las 11:00 horas de este martes, cuando Rodrigo Melchor López, de 30 años de edad, tuvo el fatal accidente laboral en la calle Algol número 201 del Corredor Comercial Desarrollo Atlixcáyotl, en la zona de Angelópolis que aún corresponde al municipio de Puebla. Allí se construye un edificio de aproximadamente 20 pisos de altura, según se observa en los permisos de construcción se trata de 201 departamentos en el régimen de propiedad en condominio.
La empresa Desarrolladora de Espacios IMJC S.A de C.V., es quien está a cargo de la construcción, según un letrero colocado en el exterior, llevaban 158 días sin accidentes, o 363 mil 247 horas hombre sin accidentes, hasta que se presentó esta eventualidad.
Según los primeros datos sobre lo ocurrido, trascendió que el hombre de 30 años de edad, originario de Tlatlauquitepec, se encontraba trabajando en el noveno piso y tenía colocada la línea de vida, es decir una soga sujeta con un gancho a un arnés.
Cuando cayó desde el noveno piso, la cuerda se atoró en el ascensor de los trabajadores y este llegó hasta el piso 13, quedando el cuerpo del hombre a la altura del piso 12, en ese momento se rompió la soga – o el gancho se abrió – y así es como se produjo la caída libre desde más de 20 metros de altura.
El golpe contra el piso acabó de forma inmediata con la vida del trabajador de la construcción, al arribar los paramédicos del Grupo Relámpagos de Protección Civil y de SUMA, constataron que no había nada más que hacer.
Personal de la policía estatal acudió para resguardar el lugar donde se hallaba el cadáver, en espera de que el Ministerio Público Especializado en Investigación de Homicidios acudiera para realizar las diligencias del levantamiento del cadáver, asentando que se había tratado de un desafortunado accidente laboral.
Cabe señalar que casi dos horas después de que ocurriera el accidente, acudió la esposa del hoy occiso a quien le entregaron sus pertenencias y realizó el reconocimiento del cadáver. Fue ella quien indicó que son originarios de Tlatlauquitepec y que el cadáver será trasladado a esa comunidad para darle cristiana sepultura.