• Los sicarios fueron a matar a Arnulfo Celis, alías El Pachón y de paso mataron a la madre de Luicito, cómplice de El Kalusha.
• Un hombre de 18 años de edad, quien acompañaba a la pareja anterior, recibió tres balazos y se debate entre la vida y la muerte.
• El ataque fue en Lomas de San Miguel; los occisos y el herido habían salido del penal de San Miguel, donde visitaron a sus familiares.

Odilón Larios Nava.- Un presunto ajuste de cuentas entre bandas de narcovendedores, dejó como saldo un hombre y una mujer muertos por impactos de armas de fuego en la colonia Lomas de San Miguel, en la ciudad de Puebla. Además hubo un joven varón que resultó gravemente lesionado.
De acuerdo con las primeras versione de los hechos, se presume que los baleados estaban completamente alcoholizados y en el lugar donde fueron atacados se habían parado a comprar un six de cervezas. En ese momento llegaron seis sujetos a bordo de un Honda, Civic, color gris y les dispararon en 23 ocasiones.
Según las fuentes policiales consultadas, se trata de un ajuste de cuentas entre presuntos narcovendedores que operan en la ciudad. En concreto los sicarios iban sobre Arnulfo Celis Hernández, apodado El Pachón, de 44 años de edad, a quien antes de matarlo le dijeron “ahora si ya te cargo la Chin…”, y le dispararon. De acuerdo con publicaciones periodísticas, El Pachón era un líder narcovendedor en la ciudad de Puebla al cual se le relaciona con varios hechos violentos que han ocurrido en la capital del estado.
Ante esa situación, la mujer y el joven que lo acompañaban, de nombres Cecilia Mireya Flores Hernández, de 46 años de edad y Adal Oswaldo L. R., de 18 años, intervinieron para defenderlo y también les dispararon.
Cecilia murió en el lugar, lo mismo que Arnulfo. Oswaldo fue llevado al Hospital de Traumatología del Sector Salud, se encuentra grave pues recibió tres impactos de bala.
Según versiones ciudadanas, Arnulfo, Cecilia Mireya y Oswaldo, habían acudido al penal de San Miguel a visitar a sus familiares que se encuentran presos por delitos contra la salud, narcomenudeo y por robo a transporte público. La mujer es madre de “Luicito”, uno de los cómplices de Rafael Hernández, alias El Kalusha – el saltante de transporte público acusado de haber privado de la vida al pasajero llamado Erick Bolio –.
Fuentes consultadas informaron que en el interior del penal hubo fiesta, un baile y que ahí habían ingerido bebidas embriagantes, a tal punto que los hoy occisos y el lesionado salieron en estado de ebriedad. Por eso al salir del CERESO de San Miguel se dirigieron hasta la tienda SIX ubicada en la Calzada Emiliano Zapata – más conocida como camino al Batán – esquina con calle Tlatelolco.
Ingresaron a la tienda a comprar un seis de cervezas y fue entonces cuando pasaron los sujetos a bordo del Honda, Civic, gris, según reportes policiales con placas XJN71-74 de Tlaxcala. Ahí se dirigieron directamente a El Pachón y le dispararon. Como sus acompañantes intervinieron, también los plomearon.
De acuerdo con reportes policiales por lo menos dispararon en 23 ocasiones, pues fue el número de casquillos percutidos que se encontraron en el lugar, de calibres 9, 45, 38 especial y 38 Súper. Según los vecinos del lugar, debe haber cámaras que captaron todo lo ocurrido. Los sicarios lograron escapar con rumbo desconocido.
Cuando los servicios de emergencias llegaron al lugar el hombre y la mujer habían perdido la vida, por lo que dieron paso a las autoridades de la Fiscalía General del Estado (FGE) para que realizaran el levantamiento de los cadáveres, quienes contaron con el apoyo de los profesionales del Instituto de Ciencias Forenses.