Por Ana Ruiz/ Puebla

El vicepresidente de la Red Mexicana de Franquicias (MFN), Francisco Lobato Galindo, informó que al menos 200 afiliados tuvieron severas afectaciones en sus establecimientos, tras lluvias que azotaron a la capital poblana el pasado martes.
En rueda de prensa, explicó que en su mayoría los establecimientos ubicados en la zona de Plaza Dorada, la Central de Autobuses de Puebla (CAPU) y el Centro Histórico fueron los afectados, reportando inundaciones dentro de los locales.
Ante este escenario, llamó a las autoridades locales a aplicar el operativo “Acuario” cuyo objetivo es atender los problemas que se generan por la cantidad de inundaciones y afectaciones derivadas por lluvias.
Y es que de acuerdo a lo expuesto por el además consejero de la Cámara Nacional de Comercio, el seguro contra daños con que cuentan los negocios no pueden aplicarlo los empresarios, pues los daños, valuados en 10 mil pesos, rebasa la póliza de los seguros adquiridos.
Por ello, Lobato Galindo urgió a que las autoridades tomen acciones en la materia, tanto de atención de afectaciones como de prevención, principalmente, a fin de evitar que en número de negocios y peor aún, de familias perjudicadas por las lluvias incremente.
Detalló que actualmente este organismos empresarial agrupa a seis mil 500 socios y aunque todos cuentan con una póliza de seguro, no todos tienen una amplia cobertura por daños generados por cuestiones naturales.