• Se trata de un par de ladrones de joyerías a los que se les relaciona con golpes millonarios.
• Los dos delincuentes también están vinculados con homicidios, incluso de policías en CDMX.

Odilón Larios Nava.- Trabajos de coordinación entre la Fiscalía General del Estado de Puebla (FGE) y su similar en la Ciudad de México (CDMX) permitió a agentes de la Comandancia de Homicidios capturar en la Angelópolis a dos peligros delincuentes vinculados con asaltos millonarios a joyerías de diversos estados del país, así como con diversos homicidios, entre ellos el de policías de la ahora CDMX.
Los dos maleantes son “David” apodado “El Pollo” y José Oscar, quienes de acuerdo con fuentes extraoficiales, cometían robos a prestigiosas joyerías, donde obtenían botines millonarios. Se presume que participaron en asaltos en el Distrito Federal, Quintana Roo, Querétaro. En la ahora Ciudad de México habrían asesinado a policías durante uno de sus atracos.
Esto sujetos al saber que prácticamente eran buscados hasta debajo de las piedras en la Ciudad de México, vinieron a refugiarse a Puebla capital, con la esperanza de escapar de las autoridades, pero en horas recientes fueron aprehendidos y entregados a las autoridades que los reclamaban.
La Fiscalía General del Estado (FGE), por medio de la cuenta de Twitter de la Agencia Estatal de Investigación, @AEI_Puebla, dio a conocer en dos tuits las capturas de estos sujetos, en el primer tuit se lee: “Apoyamos a #CDMX a cumplir aprehensión por homicidio calificado en contra de José Oscar N. Se realizó la entrega del detenido”.
Mientras que en el segundo mensaje colocado en la red social, dice lo siguiente: “Entregamos a #CDMX a David N alias ‘el pollo’ por tener una orden de aprehensión por homicidio calificado emitida por un juez de esa ciudad”. En ambos casos los textos fueron acompañados con fotografías que colocaban un antifaz en los ojos de los dos detenidos.
Según los reportes recabados extraoficialmente estos sujetos habrían participado en un robo perpetrado en el 2011 en el Distrito Federal en donde obtuvieron un botín estimado en 29.5 millones de pesos, en Cozumel en el 2013 habrían obtenido entre 4 y 5 millones de dólares, y uno en Santa Fe, en la Ciudad de México en el 2014, donde se llevaron un botín de 1.2 millones de pesos.
Trascendió que El Pollo pagaba a sus cómplices 50 mil pesos por robo y si alguien moría en el atraco él se quedaba con su parte. Además que no dudaba en asesinar a sus cómplices para obtener una ración mayor del botín.
El Pollo cuenta con antecedentes penales en la ahora Ciudad de México por los delitos de robo y asalto. Ahora regresará a prisión por robo y homicidio calificado.