Por Patricia Moreno Sánchez

Por parte de las instancias recaudatorias se gestiona la creación de un impuesto sobre la herencia, es decir que aquella persona que reciba una herencia por parte de un familiar fallecido, tendrá que pagar un impuesto de un 25 a un 35 por ciento informó Gonzalo Castillo abogado fiscal de la Red Mexicana de Franquicias.
Explico que el impacto en un detrimento económico hacia la persona que reciba una herencia.
“Por ejemplo si yo recibo una herencia de un millón de pesos, y tengo que pagar un 25 o 35 por ciento del total de lo que recibí en impuestos, más el impuestos sobre la renta entre otros que pagar”
Indicó que es demasiada la carga tributaria que recae en los contribuyentes, y se habla de este nuevo gravamen. Reconoció que aún no es un impuesto aprobado, sin embargo dijo que es un hecho que se pueda aplicar en el próximo año.
Refirió que al momento que la persona que hereda al adquirir el inmueble o recurso financiero ya cubrió impuestos por lo que la sucesión debe ser libre de impuestos.