Por Ana Ruiz / Puebla
El secretario general del Sindicato Independiente de Trabajadores de la Industria Automotriz de Volkswagen (SITIAVW), Antonio Flores Trejo, no descartó un estallido de huelga de parte de los obreros que ahí laboran, en caso de que la contra propuesta de los directivos de la planta no los satisfaga.
De cara a la entrega del pliego petitorio el próximo 18 de junio, el líder sindical reconoció que tras las asambleas que se celebraron con los trabajadores para definir el incremento salarial y en prestaciones, fue evidente que estos tienen mayores necesidades económicas.
De ahí que tras las asambleas, se haya decidido que la petición inicial de incremento salarial sea de 11 por ciento, y cinco por ciento más en prestaciones, que beneficiaría directamente a los poco más de 11 mil sindicalizados que laboran en la armadora germana, ubicada en Cuautlancingo.
“El sindicato no le teme a la huelga. Si bien la situación del país es complicada y esta se está viendo reflejada en las empresas, reconoció que los trabajadores también tienen que cubrir sus necesidades.
Tendremos una postura responsable en la próxima revisión salarial y contractual”, adelantó Flores Trejo.
Cabe señalar que el emplazamiento a huelga vence el 18 de agosto, a las 11 de la mañana. En caso de no llegar a arreglos, una vez cumplido el plazo los trabajadores pueden colocar las banderas rojinegras en la planta, pues es derecho que establece la Ley Federal del Trabajo.