El ritmo laboral que se vive hoy en día, obliga a las personas a estar largos tiempos fuera de casa por lo que generalmente se consumen alimentos en la vía pública, sin embargo, ésta práctica trae consigo riesgos que pueden ocasionar graves daños a la salud, incluso provocar un padecimiento crónico, así lo dio a conocer el doctor Aurelio López Colombo, coordinador de Investigación en Salud del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) en Puebla.
Así mismo explicó que en esta temporada de humedad y calor aumenta hasta en un 50 por ciento el número de solicitudes de atención por infecciones gastrointestinales en comparación con la temporada invernal.

Una infección gastrointestinal puede padecerla cualquier persona y si llega a ocasionar una gastroenteritis infecciosa, es probable que nos incapacite por algunos días. En los niños y en los adultos mayores el riesgo aumenta y las consecuencias pueden ser fatales debido a la deshidratación.

Además, agregó, quien ha cursado con alguna infección gastrointestinal aguda como –salmonella, tifoídea, amibiasis, etc. – se ha comprobado que aunque se suministre tratamiento, su intestino puede dañarse y ocasionar un padecimiento crónico conocido como síndrome de colon irritable.

Finalmente recomendó cuidar el aseo de manos antes de consumir alimentos, buscar los lugares donde tengan mayor higiene, menor tiempo de exposición de alimentos a la intemperie y generen mayor confianza.