Con el objetivo fundamental de servir a la ciudadanía y evitarle molestias a más de 2 millones de habitantes de Puebla capital y zona conurbada, el Sistema Operador de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Puebla (SOAPAP) cuenta con 3 nuevas unidades hidroneumáticas que ayudarán a incrementar el rendimiento de acciones de desazolve, teniendo la infraestructura hidráulica de drenaje y alcantarillado en condiciones aceptables de operación ante la fuerte temporada de lluvias pronosticada para el presente año.
Todo ello apegado al principio rector de un gobierno cercano a la gente, moderno, acorde a la actualización del Plan Estatal de Desarrollo 2011-2017, que en el marco de la Innovación Gubernamental, demanda aplicar las mejores prácticas a nivel nacional para ofrecer servicios en materia hídrica.
Las 3 nuevas unidades hidroneumáticas se suman a 10 más que tiene el organismo, para desazolvar y dar mantenimiento a la red general de drenaje, como parte de las acciones preventivas que SOAPAP realiza a su infraestructura hidráulica para tenerla en las mejores condiciones y minimizar posibles afectaciones y daños a ciudadanía y automovilistas.
Estas nuevas herramientas de trabajo, responden al programa de planeación con acciones y actividades muy concretas, contempladas para el presente año, por parte del Sistema Operador Municipal que dirige el ingeniero Manuel Urquiza Estrada como Director General, a través del programa federalizado de Devolución de Derechos (PRODDER) de la Comisión Nacional del Agua.
Información generada por la Dirección de Operaciones, del 2010 a la fecha se ha incrementado en un 100 por ciento el rendimiento de las acciones de desazolve, pues mientras en el 2010 se efectuó el mantenimiento de 875 kilómetros de red de drenaje, con 15 unidades hidroneumáticas, al terminar el 2013 se atendió un global de mil 365 kilómetros; a finales de abril del presente año se han desazolvado 505 kilómetros por lo que al finalizar este 2014 se ha proyectado más de mil 600.
Las nuevas unidades están equipadas para trabajar con aguas tratadas, por lo que se tendrá un ahorro de agua potable que será destinada a los usuarios del vital líquido.
Se priorizará el mantenimiento en zonas catalogadas como de riesgo, pero también se solicita el apoyo de la ciudadanía para que no tire basura en la calle, evite taponamientos y se permita el ingreso de agua pluvial en alcantarillas y drenaje.
La inversión realizada para la adquisición y equipamiento de las 3 nuevas unidades, fue gracias al apoyo y suma de esfuerzos del Gobierno del Estado y la Federación, con una inversión cercana a los 16 millones de pesos.