• La pequeña de 13 años estuvo hospitalizada desde el 5 de diciembre y murió el pasado lunes.

Odilón Larios Nava. – Niña de 13 años decidió acabar con su vida ingiriendo herbicida, luego de tragar el veneno informó a sus padres lo que había hecho, por ello llevada a un nosocomio. Estuvo hospitalizada desde el 5 de diciembre y el pasado lunes, es decir un mes después, perdió la vida. Se desconoce qué fue lo que orilló a la menor a tomar esa determinación.
La ahora occisa, fue plenamente identificada por sus padres como Ana L. C., la cual tuvo su domicilio en San Andrés Los Puentes, comunidad perteneciente en San Andrés Zihuateutla.
En las entrevistas con los médicos y las autoridades ministeriales los papás de Ana refirieron que el pasado 5 de diciembre fue cuando la chica ingirió el herbicida denominado Dragonzon. La joven fue ante su mamá y le comentó que había tragado veneno.
La adolescente fue llevada de inmediato a la clínica del IMSS de Villa Ávila Camacho, después ordenaron su traslado al IMSS de Chignahuapan y finalmente fue trasladada al Hospital del Niño Poblano.
En ese nosocomio estuvo internada hasta el pasado lunes por la tarde cuando la joven Ana murió. Personal de la Fiscalía del estado realizó el levantamiento del cuerpo e inició la carpeta de investigación 469/2018 Zona Centro.