• La bala cruzó el saco escrotal sin causar daño a los testículos.
• Además recibió un rozón en el abdomen y un balazo en un muslo.

Odilón Larios Nava.- Dos adolescentes fueron asaltados por un par de ladrones al salir de un bar en El Ameyal, en Cuautlancingo. Una de las víctimas puso resistencia y forcejeó con uno de los delincuentes quien le disparó en una de las balas le dio en los genitales, afortunadamente para el joven el proyectil no daño los testículos.
De acuerdo con el reporte policiaco, Eduardo M. P., de 16 años de edad, había estado con su amigo Jesús P. Q., en un bar en El Ameyal, al salir del bar algo tomados, fueron interceptados por un par de ladrones armados, quienes los asaltaron, pero Eduardo, quien es alto y robusto, decidió encarar a los ladrones, forcejeó con el que iba armado y durante el forcejeo el arma fue activada, en tres ocasiones.
Fue así como una de las balas le rozó el abdomen, otra se alojó en el muslo izquierdo y una más, por increíble que parezca, atravesó la bolsa escrotal sin causar daño a los testículos.
Según las autoridades, una vez que los delincuentes se fueron solicitaron un taxi y que los llevara a un hospital. Supuestamente lo rechazaron en varios, hasta que llegaron al Hospital Angelopolitano, en donde los médicos comenzaron a atenderlo.
Las lesiones que presenta no ponen en riesgo su vida, y por algunos milímetros se salvó de sufrir algún tipo de daño irreparable en sus genitales. Las autoridades de la Fiscalía General del Estado ya investigan al respecto.