Por Jesús Lemus/Puebla

Mientras Socorro Quezada Tiempo se resignó a ser expulsada del PRD y perder el control del mismo como presidenta estatal, Nueva Izquierda refutó que Carlo Martínez Amador está “blindado” y no hay condiciones de tumbar su nombramiento como líder sustituto del instituto político que fue avalado por el Consejo Estatal el domingo pasado.
En primer lugar, Quezada Tiempo ofreció una rueda de prensa en la sede principal del PRD, donde argumentó que no entorpecerá la vida interna del partido rumbo al 2018; por ello, aceptará la expulsión y que le quiten el control de la dirigencia estatal; sin embargo, dijo que pese a no ser militante del PRD, recurrirá a tribunales federales a defender todos sus derechos políticos.
Criticó que los morenovallistas en la figura de Carlos Martínez Amador y Jorge Benito Cruz Bermúdez, se hayan dado a la tarea de expulsarla del PRD por “críticas que lanzó en sus redes sociales en contra de la líder nacional del partido, Alejandra Barrales y por respaldar las aspiraciones de Miguel Barbosa Huerta” como candidato a gobernador bajo las siglas de MORENA.
Opinó que hay las condiciones de tumbar la imposición de Carlos Martínez Amador como dirigente sustituto del PRD, pues nunca hubo un proceso interno para conocer si había otros aspirantes interesados a esta posición al frente del instituto político.
Responsabilizó a los morenovallistas de cualquier cosa que pudiera pasarle a ella o su familia, por la lucha política que emprenderá para demostrar que sus opositores están incurriendo en anomalías para expulsarla del PRD y quitarle la presidencia del partido.
DESIGNACIÓN DE MARTÍNEZ AMADOR ESTÁ BLINDADA: NUEVA IZQUIERDA
Asimismo, Ángel Ávila, presidente del Consejo Nacional del PRD e integrante de Nueva Izquierda, indicó que la designación de Carlos Martínez como líder estatal se encuentra “blindada”, pese a diversas acusaciones en su contra, entre las que destaca la falta de pago en sus cuotas partidistas y que no emitió una convocatoria para renovar el cargo dentro del instituto amarillo.
El perredista sentenció que Socorro Quezada, quien fue expulsada del PRD, además de perder sus facultades como líder del instituto, puede recurrir a los tribunales federales a defender lo que mejor le convenga.
Sin embargo, enfatizó que no hay elementos jurídicos para que desde el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), se tumbe el nombramiento de Carlos Martínez Amador como presidente sustituto del instituto amarillo.
Respecto a que como militante del PRD, Martínez Amador no ha pagado sus cuotas en el partido, Ángel Ávila aseguró que estas fueron liquidadas en tiempo y; ello, lo demostrará en su momento el nuevo líder del instituto político.
“Carlos Martínez Amador se encuentra blindado y Socorro Quezada Tiempo puede acudir a los tribunales a defenderse, ella puede argumentar y tratar de defender cualquier acción que le convenga”.